Buscar
 
 

Resultados por:
 

 


Rechercher Búsqueda avanzada

Palabras claves

experiencia  horrible  

Últimos temas
» *¿Cual es tu Asociación? ¿Cómo es? ¿Días y horarios? .......
Jue 21 Sep 2017, 10:17 por Alya

» Puedo ayudarte
Jue 21 Sep 2017, 10:13 por Alya

» 20 PREGUNTAS PARA TENERLAS SIEMPRE EN CUENTA
Mar 19 Sep 2017, 06:25 por Hector35

» No me funciona pero así son las cosas
Mar 12 Sep 2017, 00:28 por joven35

» Jóvenes dominados por Internet...
Dom 10 Sep 2017, 21:32 por Lilia

» Adicción a los ordenadores: La cocaína electrónica
Dom 10 Sep 2017, 21:09 por Lilia

Puedo ayudarte

Jue 21 Sep 2017, 10:13 por Alya

Somos una asociación sin animo de lucro destinada al tratamiento de la ludopatía y nuevas adicciones.

Si el juego está causando problemas en tu día a día y en tu entorno ponte en contacto con nosotros y estaremos encantados de asesorarte.

Visita nuestra web Alya para encontrar toda la …

[ Lectura completa ]

Comentarios: 0

Horrible experiencia apuestas

Vie 08 Sep 2017, 21:07 por tore

Hola
Solía entrar a esta página a ver las diferentes historias de cada uno y al final me he registrado en la página para contar mi experiencia y para sobre todo evitar que al alguien le pase si es que llego a tiempo y puedo ayudarle con mi experiencia.
Hace dos años por un amigo me metí por …

[ Lectura completa ]

Comentarios: 1

Me presento

Lun 04 Sep 2017, 16:47 por Vito19

Hola, he llegado hasta aqui porque considero que e tocado fondo, juego desde hace mucho tiempo, hasta hace unos 6 meses lo hacia de una manera "razonable" pero ultimamente se me a ido de las manos. En el mes de abril perdi unos 500€ y empeze a intentar recuperarlos, pues bien, a dia de hoy en …

[ Lectura completa ]

Comentarios: 2

Hola, soy nuevo por aquí, necesito ayuda

Lun 21 Ago 2017, 22:06 por Gnusmas

Hola, mi historia supongo que es como la de muchos a los que e seguido, entras por casualidad en una página, depositas algo de dinero y DESGRACIADAMENTE obtienes tu primer premio, de ahí como ser humano que siempre quiere mas, sigues jugando pensando que as descubierto la panacea y ganarás un …

[ Lectura completa ]

Comentarios: 3

Necesito ayuda

Sáb 07 Ene 2017, 01:50 por Hola soy sergio

Hola buenas, soy sergio tengo 23 años y llevo jugando desde los 17 años más o menos, juego a los galgos, caballos y apuestas deportivas, bueno ya he tenido idas y venidas en esto, llevo mucho tiempo leyendo foros y viendo información sobre esto de la ludopatia y lo que trae consigo misma; soy …

[ Lectura completa ]

Comentarios: 21

Mi cabeza no deja de dar vueltas

Lun 07 Ago 2017, 22:26 por joven35

Me supone un gran esfuerzo acudir a la asociación aunque iré

De todas maneras sé que algo puede que no encaje y ya me pasó la otra vez aunque no sabía cómo se hacían los deberes

Quisiera hacer una pregunta al foro y que alguien respondiera por favor

Una vez que sabes los deberes que se …

[ Lectura completa ]

Comentarios: 4

LOS VALORES

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

LOS VALORES

Mensaje por J.G.M. el Sáb 17 Abr 2010, 14:23

¿Valores?, ¿Qué son los valores?...

Podrían ser cualidades, costumbres, mitos, pero lo que sí, es que cada quién como individuo elige los valores que quiere mostrar ante una sociedad que juzga; porque no mencionarlo, la falta de valores, pero; ¡Quién decide que es los que esta bien o está mal! pero ¿es alguien tan perfecto como para poder juzgar a los demás por sus actos y falta de valores, sin caer en los mismos errores?, creo que la respuesta a estas preguntas es que cada quien cree lo que quiere en la vida y para eso hay opciones.
Hay quienes se basan en los valores humanos, que sólo perseveran buscando la estabilidad y el reconocimiento ante una sociedad que no perdona y sólo tiene memoria para recalcarte tus errores sin ver tus aciertos, que no respeta tu libre albedrío , que sólo enjuicia, dice y trata de lo que esta bien o está mal, sin tomar en cuenta causas y efectos, los valores humanos fallan porque no hay nadie perfecto, ni esa persona en la que tanto confías porque como todo ser humano en algún momento deja todo por nada, falla y comete errores, por lo cual poco a poco va hacia la decadencia, al creer que no hay quien merezca tu ilusa perfección, pero los seres humanos también culpan al otro de sus errores, de su desequilibrio, siendo que el equilibrio es uno mismo; pero no, la sociedad solo juzga y pide cuentas.
Pero también hay quien cree en el valor espiritual, en el que hay un ser supremo que te guía y sabe que existe un destino, en el que hay miedos, pero en el que hay que recorrer los caminos solo con fe, en el que nuestro ser supremo olvida y perdona y respeta nuestro libre albedrío, que entiende nuestras necesidades de ser escuchados y de afecto, el que no modifica sus valores porque todos llevan a una meta. Ese ser supremo en el que se cree pregunta el ¿por qué?, no tiene juicios, tiene preguntas.
Así cada persona tiene los valores que demuestran realmente en sociedad y no de los que algunos se mofan pero en realidad carecen…
UN SALUDO
TODO PROBLEMA TIENE SOLUCION
avatar
J.G.M.
Cooperante

Masculino
Edad Edad : 58
Desde Desde : JEREZ DE LA FRONTERA
Inscripción Inscripción : 28/04/2009
Mensajes Mensajes : 9733
Puntos Puntos : 10662

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: LOS VALORES

Mensaje por J.G.M. el Mar 04 Mayo 2010, 12:16

La envidia
La envidia envenena el alma,
y sin fronteras
va disfrazada de alegría.

La envidia es como una serpiente,
que va destilando veneno
de una forma inconsciente.

La envidia es el veneno mortal,
que corre por las venas,
y como tal siembra amargura y maldad.

Pero yo esquivo la envidia, porque día a día
vivo con fe, alegría y en paz
respetando la vida vida de los demás.
UN SALUDO
TODO PROBLEMA TIENE SOLUCION
avatar
J.G.M.
Cooperante

Masculino
Edad Edad : 58
Desde Desde : JEREZ DE LA FRONTERA
Inscripción Inscripción : 28/04/2009
Mensajes Mensajes : 9733
Puntos Puntos : 10662

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: LOS VALORES

Mensaje por J.G.M. el Mar 04 Mayo 2010, 12:17

Madurez
Se es maduro cuando se tiene la habilidad para controlar la ira y arreglar las diferencias sin violencia ni destrucción.

Cuando se es paciente y se tiene la disposición para dejar pasar el placer temporal a favor de una meta más difícil e importante.

Cuando se es perseverante, a pesar de una fuerte oposición y grandes desilusiones.

Cuando se tiene la capacidad para enfrentarse con la frustación y la derrota sin permitir que las fuerzas flaqueen.

Cuando se tiene la humildad y se sabe reconocer los errores que se cometen.

Pero, en especial, la madurez es el arte de vivir en paz con aquello que no podemos cambiar, es cambiar lo que debe ser cambiado, y tener la suficiente sabiduría para conocer la diferencia.
UN SALUDO
TODO PROBLEMA TIENE SOLUCION
avatar
J.G.M.
Cooperante

Masculino
Edad Edad : 58
Desde Desde : JEREZ DE LA FRONTERA
Inscripción Inscripción : 28/04/2009
Mensajes Mensajes : 9733
Puntos Puntos : 10662

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: LOS VALORES

Mensaje por J.G.M. el Sáb 08 Mayo 2010, 11:31


Bondad

La bondad perfecciona a la persona porque sabe dar y darse sin temor a verse defraudado, transmitiendo aliento y entusiasmo a quienes lo rodean.

En ocasiones el concepto de bondad es confundido con el de debilidad. A nadie le gusta ser "el buenito" de la oficina, de quien todo el mundo se aprovecha. Bondad es exactamente lo contrario, es la fortaleza que tiene quien sabe controlar su carácter, sus pasiones y sus arranques para convertirlos en mansedumbre.

La bondad es una inclinación natural a hacer el bien, con una profunda comprensión de las personas y sus necesidades, siempre paciente y con ánimo equilibrado. Este valor, por consiguiente, desarrolla en cada persona la disposición para agradar y complacer en justa medida a todas las personas y en todo momento.

¿En qué momentos nos alejamos de una actitud bondadosa? Es muy sencillo apreciarlo en las actitudes agresivas que se adoptan con los malos modales y la manera de hablar, a veces con palabras altisonantes, con la razón de nuestra parte o sin ella; la indiferencia que manifestamos ante las preocupaciones o inquietudes que tienen los demás, juzgándolas de poca importancia o como producto de la falta de entendimiento y habilidad para resolver problemas. ¡Qué equivocados estamos al considerarnos superiores! Al hacerlo, nos convertimos en seres realmente incapaces de escuchar con interés y tratar con amabilidad a todos los que acuden a nosotros buscando un consejo o una solución.

Equivocadamente, nuestro ego puede regocijarse cuando alguien comete un error a pesar de las advertencias, casi saboreando aquellas palabras de: "no quiero decir te lo dije, pero... te lo dije", y nos empeñamos en poner "el dedo en la llaga", insistiendo en demostrar lo sabios que son nuestros consejos; seguramente todo esto sale sobrando, pues la persona ya tiene suficiente con haber reconocido su error y quizá en ese momento esta afrontando las consecuencias.

La bondad no se detiene a buscar las causas, sino a comprender las circunstancias que han puesto a la persona en la situación actual, sin esperar explicaciones ni justificación y en procurar el encontrar los medios para que no ocurra nuevamente. La bondad tiene tendencia a ver lo bueno de los demás, no por haberlo comprobado, sino porque evita enjuiciar las actitudes de los demás bajo su punto de vista, además de ser capaz de "sentir" de alguna manera lo que otros sienten, haciéndose solidario al ofrecer soluciones .

Una persona con el ánimo de "exaltar" su bondad, puede subrayar constantemente "lo bueno que ha sido", "todo lo que ha hecho por su familia", "cuánto se ha preocupado por los demás" y eso por supuesto no es bondad. La bondad es generosa y no espera nada a cambio. No necesitamos hacer propaganda de nuestra bondad, porque entonces pierde su valor y su esencia. El hacernos pasar por incomprendidos a costa de mostrar lo malos e injustos que son los demás, denota un gran egoísmo. La bondad no tiene medida, es desinteresada, por lo que jamás espera retribución. Podemos añadir que nuestro actuar debe ir acompañado de un verdadero deseo de servir, evitando hacer las cosas para quedar bien... para que se hable bien de nosotros.

El ser bondadoso tampoco equivale a ser blando, condescendiente con la injusticia, o indiferente ante lo que esta bien o esta mal en las actitudes y palabras de quienes nos rodean, por el contrario, sigue siendo enérgico y exigente, sin dejar de ser comprensivo y amable. Del mismo modo, jamás responde con insultos y desprecio ante quienes así lo tratan, por el dominio que tiene sobre su persona, procura comportarse educadamente a pesar del ambiente adverso.

La bondad, como hemos visto, va más allá que un simple ofrecimiento de cosas materiales en condiciones precarias, para fomentar este valor en nuestra vida podemos considerar que debemos:

- Sonreír siempre
- Evitar ser pesimistas: ver lo bueno y positivo de las personas y circunstancias
- Tratar a los demás como quisiéramos que nos trataran: con amabilidad, educación y respeto.
- Corresponder a la confianza y buena fe que se deposita en nosotros.
- Ante la necesidad de llamar fuertemente la atención (a los hijos, un subalterno, etc.), hacer a un lado el disgusto, la molestia y el deseo de hacer sentir mal al interesado: buscar con nuestra actitud su mejora y aprendizaje.
- Visitar a nuestros amigos: especialmente a los que están enfermos, los que sufren un fracaso económico o aquellos que se ven afectados en sus relaciones familiares.
- Procurar dar ayuda a los menesterosos, sea con trabajo o económicamente.
- Servir desinteresadamente.

El valor de la bondad perfecciona a la persona que lo posee porque sus palabras están cargadas de aliento y entusiasmo, facilitando la comunicación amable y sencilla; sabe dar y darse sin temor a verse defraudado; y sobre todo, tiene la capacidad de comprender y ayudar a los demás olvidándose de sí mismo.
UN SALUDO
TODO PROBLEMA TIENE SOLUCION
avatar
J.G.M.
Cooperante

Masculino
Edad Edad : 58
Desde Desde : JEREZ DE LA FRONTERA
Inscripción Inscripción : 28/04/2009
Mensajes Mensajes : 9733
Puntos Puntos : 10662

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: LOS VALORES

Mensaje por J.G.M. el Dom 09 Mayo 2010, 12:25

.

AMISTAD

Deja que el tiempo siga su curso, nutre tu corazon de amor, brinda tus cualidades a aquellos que se acerquen a ti, que el perdon sea la almohada que te brinda el descanso diario y que la esperanza sea la sabana que te arrope cada noche, y veras que muy pronto el arco iris brillara en todo su esplendor y al mirar atrás solo veras que una piedra en la carretera de la vida, te hizo crecer aun mas como lo que eres…

¡UN SER ESPECIAL!.

UN SALUDO

TODO PROBLEMA TIENE SOLUCION

avatar
J.G.M.
Cooperante

Masculino
Edad Edad : 58
Desde Desde : JEREZ DE LA FRONTERA
Inscripción Inscripción : 28/04/2009
Mensajes Mensajes : 9733
Puntos Puntos : 10662

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: LOS VALORES

Mensaje por J.G.M. el Lun 10 Mayo 2010, 18:14

APRENDER

El valor que nos ayuda a descubrir la importancia de adquirir conocimientos a traves del estudio y la reflexion de las experiencias cotidianas.

Uno de los valores fundamentales de todo ser humano es el conjunto de habilidades y conocimientos de que dispone para resolver problemas. La unica forma de obtener este conjunto es el aprendizaje. El valor de aprender tiene como finalidad la busqueda habitual de conocimientos a traves del estudio, la reflexion de las experiencias vividas y una vision profunda de la realidad.

Nuestra vida esta rodeada de muchas situaciones alrededor de nuestro trabajo cotidiano, la familia y las relaciones personales de toda indole, en cada lugar debemos tomar iniciativas, resolver situaciones y enseñar a los demas a trabajar, a crear una mejor convivencia y a llevar una vida mejor. Quien tiene mas elementos a su alcance, esta en condiciones de cumplir con esta tarea de manera eficar, pues este valor no consiste en acumular conocimientos para ser un erudito, sino para servir.

Hay quienes desde la epoca de estudiantes han creido que solo debemos aprender lo que es necesario e indispensable para desempeñar una labor profesional especifica, peor aun, que no queda mas remedio que hacer el minimo esfuerzo para solventar una situación academica.

Pero, ¿ por que nos da pereza aprender?. Sencillamente porque deseamos que todo tenga una utilidad practica e inmediata ( como el niño que aprende a contar y a conocer la denominación de las monedas, para comprar con la seguridad de no ser engañado); esto sin agregar el esfuerzo y el tiempo que supone estar frente a un libro o cualquier otro medio. ¡ Que falta de aspiraciones y deseos de superacion personal!.

Ocasionalmente encontramos a personas con la habilidad de obtener conclusiones casi instantaneas, teniendo una respuesta y explicación para cualquier asunto, en fin, como si todo lo supieran; el asombro es mas grande si es un cardiologo opinando sobre administración publica y hace referencia a la historia de la nacion… Sin quitar merito a las actitudes personales, lo excepcional y producto del aprendizaje es la capacidad de relacionar hechos, conocimientos y experiencias para tener un criterio bien formado y dar una respuesta oportuna y acertada en cada caso.

No debemos olvidar que el perfeccionamiento personal abarca superacion profesional, por lo tanto, debemos preocuparnos por profundizar. Terminar la universidad, comenzar una mestria, emprender un doctorado, asistir a cuersos de actualizacion y diplomados deben ser un camino natural. No podemos olvidar que en el mundo laboral de hoy tener un titulo universitario ya no es suficiente. Es necesario ir mas lejos si se desea un progreso real.

Sin embargo hay otras areas que en apariencia no se relacionan directamente con nuestro trabajo: historia, filosofia, doctrina, literatura, relaciones humanas; o conocimientos tecnicos y cientificos: manejo de programas para ordenadores, administración empresarial, funcionamiento del cuerpo humano, primeros auxilios, nociones de mecanica automotriz o cualquier destreza manuel. Obtener conocimientos adicionales a nuestra profesion uoficio sera siempre de utilidad practica y nos brindaran un panorama mas amplio en la vida.

En cierta forma podria decirse que todo comienza como un pasatiempo, quien aprende por si mismo disfruta de la actividad sin cuestionarse el cuando y para que le servira el tema en cuestion, y cada vez le es mas facil aprender, pues al igual que el cuerpo humano, el intelecto tambien necesita desarrollarse.

Cuando no estamos humana y profesionalmente preparados, somos incapaces de prevenir y resolver problemas: si un padre de familia no advierte la formación que sus hijos reciben en la escuela, no encontrara explicación a sus cambios de conducta; tener una empresa dejando la administracion en manos de otros, no siempre es conveniente; manejar personal sin tener nociones basicas del comportamiento y naturaleza humana, nos lleva a un trato impersonal; desconocer la dignidad del matrimonio y la familia, puede tener como resultado la desintegración.

Ante nuestra incapacidad, nos convertimos en dependientes de las circunstancias y de las personas, buscando culpables y eludiendo responsabilidades. Una persona en constante preparación, se muestra interesada en todo lo que le rodea a sus semejantes porque quiere superarse y encontrar la manera de ser mas util.

Debemos aceptar que no comprendemos en su totalidad muchos de los acontecimientos actuales, y mucho menos advertimos las repercusiones que tiene para nuestra sociedad y la familia en concreto: por que las costumbres han cambiado tanto en los ultimos 50 años; por que ahora se habla de calidad y liderazgo; entender las controversias actuales sobre la vida humana; los conflictos internacionales. Podriamos llenar de ejemplos y la conclusión seria la misma: es necesario aprender mas para aprender mejor lo que sucede en nuestra vida y en el mundo, para dejar de pensar que todo es obra de la casualidad o producto del empeño de unos cuantos.

Para crecer en este valor, necesitamos tener en mente que aprender algo nuevo no es una perdida de tiempo, es una forma de alcanzar la superacion personal. Podriamos argumentar falta de tiempo y necesidad de descanso, pero todo es cuestion de organización y esfuerzo, tal vez en forma gradual, pero continua.

Para reforzar el valor de aprender puedes:

- Hacerte el habito de leer al menos un libro por mes.

- Inscribirte en un curso de actualizacion o algun diplomado.

- Empezar la maestria.

- Escuchar noticieros, leer el periodico y acercarte a medios que te proporcionen información sobre la realidad que te rodea.

- Comprar revistas sobre temas adicionales a tu profesion u oficio.

- Observar cuidadosamente las actitudes de los demas y procura obtener conclusiones que te sirvan en el futuro.

- Desarrollar una nueva aficion que te permita obtener conocimientos en un area que no conoces.

El valor de aprender nos convierte en personas que tienen mas herramientas para avanzar en la vida y para ser mejores seres humanos.

UN SALUDO

TODO PROBLEMA TIENE SOLUCION
avatar
J.G.M.
Cooperante

Masculino
Edad Edad : 58
Desde Desde : JEREZ DE LA FRONTERA
Inscripción Inscripción : 28/04/2009
Mensajes Mensajes : 9733
Puntos Puntos : 10662

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: LOS VALORES

Mensaje por J.G.M. el Mar 11 Mayo 2010, 16:24

AUTOESTIMA

No basta tener seguridad en nuestras capacidades, el valor de la autoestima esta fundamentado en un profundo conocimiento de nosotros mismos.

Hoy en dia se habla de la autoestima como una herramienta para generar seguridad en si mismo, evitando asi, sentirnos menospreciado y reafirmarnos como personas capaces de alcanzar metas ambiciosas. Pero existe el riesgo de cerrar los ojos a la realidad de nuestra persona, convirtiendonos en seres soberbios que piensan unicamente en sobresalir por encima de los demas.

Nuestra vida transcurre entre logros y fracasos, y la autoestima es el valor que nos hace tener plena seguridad en nuestras capacidades, ademas, da la fortaleza necesaria para superar los momentos difíciles de nuestra vida, evitando caer en el pesimismo y el desanimo.

Para que la autoestima sea realmente un valor, debemos tener un fundamento solido sobre el cual queremos edificarla. Si solamente pensamos en ella como un producto del éxito, la posición profesional, una elevada capacidad intelectual o la aceptación social, reducimos todo a un actuar soberbio y con fines meramente protagonistas.

Aunque todo lo anterior aporta y contribuye, este valor se sustenta en la sencillez con que apreciamos nuestras capacidades, sin considerarnos mejores o peores que los demas. Recordemos que una persona vale por lo que es, y no por lo que aparenta ser.

Es conveniente señalar que este valor se construye y edifica en nuestro interior, pues existe la tendencia a pensar que el nivel de autoestima unicamente depende del actuar de las personas y de la forma como se presentan los acontecimientos y las circunstancias, surgiendo una evidente confusion entre lo que es la autoestima y nuestros sentimientos.

Una persona puede sentirse mal porque en un determinado momento no pudo concretar un negocio, tener éxito en un proyecto, ingresar a un nivel superior de estudios o llevar a buen fin sus relaciones personales. La autoestima nos ayuda a superar ese estado de frustacion y desanimo porque nuestra persona no ha cambiado interiormente, conservamos todo lo que somos, en todo caso, adquirimos una nueva experiencia y conocimiento para poner mas empeño, tener mas cuidado y ser previsores en lo sucesivo.

Cuando tenemos la conciencia del deber cumplido, el esfuerzo empleado y nuestra rectitud de intencion para hacer o realizar algo, adquirimos esa seguridad que brinda la autoestima porque sencillamente las cosas no dependian de nosotros en su totalidad… simplemente no estaba en nuestras manos la solucion.

Debemos estar atentos con nuestras aspiraciones y planes. Casi siempre jugamos con la imaginación y nos visualizamos como triunfadores, dueños de la admiración general y el control absoluto de las circunstancias: sea la competencia escolar, la junta de planeacion en la oficina, la reunion de amigos o el evento social que todos esperan. Algunas veces las cosas resultaran como soñamos, pero la mayoria de las veces todo tiene un fin totalmente opuesto, por eso es conveniente “ tener los pies en la tierra” para no sufrir desilusiones provocadas por nosotros mismos y que indudablemente nos afectaran.

Si la autoestima debe estar bien fundamentada en una vision realista y objetiva de nuestra persona, es necesario alcanzar la plena aceptación de nuestros defectos y limitaciones, con el sobrio reconocimiento de nuestras actitudes y destrezas.

Este equilibrio interior basado en el conocimiento propio, se logra si procuramos rectificar nuestras intenciones haciendo a un lado el afan de ser particularmente especiales, buscando solamente el desarrollo del valor de la autoestima.

Reflexionemos un poco en algunas ideas que nos ayudaran a ubicarnos y conocernos mejor:

- Evita ser susceptible, no tienes que tomar seriamente todas las criticas hacia tu persona, primero analiza la verdad que encierran, si de ahí tomas una enseñanza haz lo que sea necesario para mejorar, si no es asi olvidalo, no vale la pena menospreciarse por un comentario que seguramente es de mala fe.

- En sentido opuesto existe el riesgo de considerarse un ser superior, incomprendido y poco apreciado en su persona, lo cual de ningun modo es un valor… es defecto.

- Procura no sentirte culpable y responsable de los fracasos colectivos, toma solo lo que a ti te corresponde, tu esfuerzo y dedicacion hablaran por ti. No olvides proporcionar tu ayuda y consejo para que mejoren las personas, lo cual es muy gratificante.

- Todo aquello que te propongas lograr, debe estar predecido por un analisis profundo de las posibilidades, reconociendo si esta en tus manos alcanzarlo. Evita soñar demasiado.

- Pierde el temor a preguntar y apedir ayuda, ya que son los medios mas importantes de aprendizaje. Causa mas pena la persona que prefiere quedarse en la ignorancia, que quien muestra deseos de saber aprender.

Si tienes gusto por algo (deporte, pasatiempo, habilidades manuales, etc), informate, estudia y practica para realizarlo lo mejor posible. Si descubres que te falta habilidad, no lo abandones porque es tu pasatiempo; es muy distinto a dejar las cosas por falta de perseverancia. Todos tenemos una habilidad (nadar, tocar la guitarra, pintar, escribir etc.) y debemos buscar la manera de perfeccionarnos en la misma.

Si te comparas con otras personas, enfoca sus cualidades para aprender de ellas y cultivar tu persona, en cuanto a los defectos, primero observa si no los tienes y después piensa como los ayudarias a superarlos, y diselos.

La autoestima aparenta ser un valor muy personalista, sin embargo, todo aquello que nos perfecciona como seres humanos, tarde o temprano se pone al servicio de los demas, una vez que hemos recorrido el camino, es mas sencillo conducir a otros por una via mas ligera hacia esa mejora personal a la que todos aspiramos.

UN SALUDO

TODO PROBLEMA TIENE SOLUCION
avatar
J.G.M.
Cooperante

Masculino
Edad Edad : 58
Desde Desde : JEREZ DE LA FRONTERA
Inscripción Inscripción : 28/04/2009
Mensajes Mensajes : 9733
Puntos Puntos : 10662

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: LOS VALORES

Mensaje por J.G.M. el Miér 12 Mayo 2010, 16:40


Alegría

La fuente más común, más profunda y más grande de la alegría es el amor.

La alegría es algo simple, pero no sencillo. Es simple apreciar si una persona es alegre o no, y la forma en la que ilumina a los demás, sin embargo tratar de ser una persona así no es sencillo. La alegría es un gozo del espíritu. Los seres humanos conocemos muy bien el sufrimiento y el dolor, y quienes han perdido a un ser querido lo han experimentado en toda su profundidad. Bien, pues así como el ser humano conoce el dolor y el sufrimiento, es capaz de tener las sensaciones opuestas: bienestar y... ¿Felicidad? Sí, felicidad.

Sin embargo la alegría es distinta del dolor, pues el dolor generalmente tiene causas externas: un golpe, un acontecimiento trágico, una situación difícil. Y la alegría es exactamente al revés, proviene del interior. Desde el centro de nuestra mente, de nuestra alma, hay un bienestar, una paz que se reflejan en todo nuestro cuerpo: sonreímos, andamos por ahí tarareando o silbando una tonadita, nos volvemos solícitos... El cambio es realmente espectacular, tanto que suele contagiar a quienes están al rededor de una persona así.

La alegría surge, en primer lugar, de una actitud, la de decidir cómo afronta nuestro espíritu las cosas que nos rodean. Quien se deja afectar por las cosas malas, elige sufrir. Quien decide que su paz es mayor que las cosas externas, entonces se acerca más a una alegría. Una alegría que viene desde de adentro.

La fuente más común, más profunda y más grande de la alegría es el amor, particularmente el amor en pareja. ¿Quién no se siente alegre cuando recién conoció a una persona que le gusta? Aún más ¿Quién no ve el mundo diferente cuando se da cuenta de que esa persona, además, está interesada en nosotros? El amor rejuvenece y es una fuente espontánea y profunda de alegría. Ese amor es, efectivamente, el principal combustible para estar alegres. Quien no ama, no ríe. Y es por eso que el egoísta sufre, y nunca está alegre.

Si nos hiciéramos el propósito de enumerar una serie de motivos para no estar alegres, encontraríamos: levantarse todos los día a la misma hora para acudir al trabajo, a la escuela o para reiniciar las labores domésticas; convivir con las personas que no son de nuestro agrado; enfrentarse al tráfico; preocuparnos por ajustar nuestro presupuesto para solventar las necesidades primordiales y además pagar las deudas; estar pendientes de la seguridad y bienestar de la familia; trabajar exactamente en lo mismo que hicimos ayer, y todo aquello que de alguna manera se parece a la vida rutinaria. Esto sería lo mismo que llevar una vida fría y con un gran toque de amargura.

Pocas veces pensamos en el hecho de estar alegres, pues en algunos momentos la alegría surge de manera espontánea por diversos motivos: una mejor oportunidad de trabajo, la propuesta para emprender un negocio, el ascenso que no esperábamos, un resultado por encima de lo previsto en los estudios... y dejamos que la vida siga su curso, sin ser conscientes que a la alegría no siempre se le encuentra, también se le construye.

Tampoco es válido pensar que la solución consiste en tomar con poca seriedad nuestras obligaciones y compromisos para vivir tranquilamente y de esta manera estar alegres. La persona que busca evadir la realidad tiene una alegría ficticia, mejor dicho, vive inmerso en la comodidad y en la búsqueda del placer, lo cual dura muy poco.

¿Qué se debe hacer para vivir el valor de la alegría? Para concretar una respuesta, primero debemos ver lo bueno que hacemos con esfuerzo y cariño:

- El trabajo que todos los días haces en la oficina o en el negocio. Aunque siempre sea el mismo, beneficias a otras personas y por consiguiente a tu familia y ti mismo. El hacerlo bien te da la seguridad de mantenerlo y de tener una fuente de ingresos.

- El cuidado que tienes para tu familia. Si eres padre o madre de familia, tienes la satisfacción de proporcionarles educación, alimentos y cuidados a tus hijos. Te da gusto verlos aseados y contentos. Haz tenido la capacidad de no adquirir algo para tu uso personal con tal de comprarles ropa, libros, zapatos o algún juguete. Como hijo, haces que tus padres se sientan orgullosos al ver tus éxitos en los estudios, el deporte o cualquier sana afición, de estar pendiente de no provocarles un disgusto o una pena como consecuencia de malas amistades, el alcohol o la droga.

- El tener amigos. Cada vez que los visitas por enfermedad, les ayudas en una mudanza, te das tiempo para platicar de sus problemas y darles consejo, o si sabes de mecánica te ofreces para hacer una pequeña reparación, salir a comer o convivir mediante algún deporte.

- El vivir en armonía con la sociedad. Mantener buenas relaciones con tus vecinos, ser aceptado por mostrar educación y respeto, el cuidar la limpieza fuera de tu casa, procurar que existan centros de sana diversión cerca del lugar en el que vives, o si participas en alguna iniciativa de ayuda a los más necesitados.

¿No es todo lo anterior motivo de gozo y de satisfacción interior?

El valor de la alegría está alejado del egoísmo porque todas las personas están primero que la propia, es saber darse sin medida, sin interés, por el simple hecho de querer ayudar con los medios a nuestro alcance.

Cada vez que realizamos algo bueno, con sacrificio o sin él, con desprendimiento de nuestra persona y de nuestras cosas, nos inunda la paz interior porque es la alegría del deber cumplido.

Lo que más apreciamos en la vida se debe al esfuerzo que pusimos para alcanzarlo, estudiando con intensidad, preparándonos para trabajar más y mejor, y los beneficios a obtener serán consecuencia de ese empeño.

El tener vida ya es motivo suficiente de alegría, aún el las circunstancias más adversas, estamos en condiciones de hacer algo positivo y de provecho para los demás, "es hacer el bien, sin mirar a quien". Disfrutar de lo poco o de lo mucho que tenemos sin renunciar a mejorar, mientras tengamos vida, tenemos posibilidades. Toda persona es capaz de irradiar desde su interior la alegría, manifestándola exteriormente con una simple sonrisa o con la actitud serena de su persona, propia de quien sabe apreciar y valorar todo lo que existe a su alrededor.
UN SALUDO
TODO PROBLEMA TIENE SOLUCION
avatar
J.G.M.
Cooperante

Masculino
Edad Edad : 58
Desde Desde : JEREZ DE LA FRONTERA
Inscripción Inscripción : 28/04/2009
Mensajes Mensajes : 9733
Puntos Puntos : 10662

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: LOS VALORES

Mensaje por J.G.M. el Vie 28 Mayo 2010, 16:15

COMPRENSION.

Cuando alguien se siente comprendido entra en un estado de alivio, de tranquilidad y de paz interior. ¿Qué hacer para vivir este valor en los pequeños detalles de la vida cotidiana?.

¡quiero que me comprendas! Cuantas veces hemos tenido la necesidad de encontrar a alguien que escuche y comparta nuestros sentimientos e ideas en un momento determinado. Cuando nos sentimos comprendidos entramos en un estado de alivio, de tranquilidad y de paz interior. Pero, ¿somos capaces de comprender a los demas? ¿ de procurar dar algo mas que un simple: “si te comprendo”?.

La comprensión es la actitud tolerante para encontrar como justificados y naturales los actos o sentimientos de otro. Es en este momento nos percatamos que la comprensión va mas alla de “entender” los motivos y circunstancias que rodean a un hecho, es decir, no basta con saber que pasa, es necesario dar algo mas de nosotros mismos.

Podemos “saber” que un empleado comete errores con cierta frecuencia, “justificarnos” este hecho debido a una falta de conocimiento, lo cual determina sus fallas como involuntarias y obsevamos la necesidad urgente e inmediata de brindar la captación correspondiente. El justificar se convierte en una disculpa, en una atenuante que nos hace ubicar el problema en su justa medida, por lo tanto, la comprensión nos lleva a proponer, sugerir o establecer los medios que ayuden a los demas a superar es estado por el que actualmente pasan.

El ser tolerantes no significa ser condescendientes con lo sucedido y hacer como si nada hubiera pasado, la tolerancia debe traducirse como la confianza que tenemos en los demas para que superen sus obstáculos. El padre de familia que retira todo su apoyo a los hijos hasta que mejoren sus calificaciones, condiciona su compresión a resultados, y no al proposito, al esfuerzo y al empeño que se pongan para lograr el objetivo.

Ver con “naturalidad” los actos y sentimientos de los demas, es la conciencia de nuestra fragilidad, la convicción de saber que podemos caer en la misma situación, de cometer los mismos errores y de dejarnos llevar por el arrebato de los sentimientos.

La mayoria de las veces los sentimientos juegan un papel importante y debemos ser cuidadosos. Una persona exaltada, triste o francamente molesta esta sujeta a la emocion momentanea, lo cual reduce su capacidad de reflexion, con la posibilidad latente de hacer o decir cosas que realmente no piensa ni siente. Cada vez que alguien pide comprensión, a traves de palabras o actitudes, busca en nosotros un consejo, una solucion o una idea que lo haga recuperar la tranquilidad y ver con mas claridad la solucion a su problema.

El comprender no debe confundirse con un “sentirse igual” que los demas, esto puede suceder con las personas a quien les tenemos cierta estima, pero, ¿Qué pasaria con quienes no tenemos un lazo afectivo? Es necesario enfatizar que la comprensión, es y debe ser, un producto de la razon, de pensar en los demas, “ de ponerse en los zapatos del otro”, sin hacer diferencias entre las personas. Si alguna vez nos hemos visto incomprendidos, recordaremos el rechazo experimentando y como nos sentimos defraudados por la persona que no supo corresponder a nuestra confianza.

Existen un sinnumero de oportunidades para vivir el valor de la comprensión. En las situaciones cotidianas tenemos a tendencia a reaccionar con impulsos, por ejemplo: cuando no esta lista la camisa que pensabamos usar, si llegamos a casa y aun no han terminado de preparar la comida, una vez mas los hijos han dejado sus juguetes esparcidos por toda la casa, los compañeros de clase que no terminaron a tiempo su parte del trabajo en equipo, el informe para la oficina que tuvo errores y se retraso, etc.

Si deseamos hacer nuestra comprensión de manera consciente, debemos pensar un momento si hacemos lo necesario para:

- Aprender a escuchar y hacer lo posible para no dejarnos llevar por el primer impulso (enojo, tristeza, desesperación, etc.)

- No hacer juicios prematuros, primero se deben conocer todos los aspectos que afectan a la situación, hay que preguntar. No basta decir que una persona es poco apta para un trabajo.

- Distinguir si es una situación voluntaria, producto de los sentimientos o de un descuido. En cualquier caso siempre habra una forma de prevenir futuros desaciertos.

- Preguntarnos que hariamos y como reaccionaríamos nosotros al vernos afectados por la misma situación.

- Buscar las posibilidades y opciones de solucion. Es la parte mas activa de la comprensión, pues no nos limitamos a escuchar y conocer que sucede.

- Dar nuestro consejo, proponer una estrategia o facilitar los medios necesarios que den una alternativa al alcance de la persona.

- La comprensión no es algo para ejercitar en situaciones extremas, se vive dia a dia en cada momento de nuestra vida, con todas las personas, en los detalles mas pequeños y en apariencias insignificantes.

¡ Que importante es la comprensión! Podemos afirmar que es un acto lleno de generosidad porque con ella aprendemos a disculpar, a tener confianza en los demas, y por lo tanto, ser una persona de estima, a quien se puede recurrir en cualquier circunstancia.

UN SALUDO

TODO PROBLEMA TIENE SOLUCION
avatar
J.G.M.
Cooperante

Masculino
Edad Edad : 58
Desde Desde : JEREZ DE LA FRONTERA
Inscripción Inscripción : 28/04/2009
Mensajes Mensajes : 9733
Puntos Puntos : 10662

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: LOS VALORES

Mensaje por J.G.M. el Miér 16 Jun 2010, 14:03

EL CORAJE.

LA PRIMERA VICTIMA DE LA GUERRA ES LA VERDAD E INMEDIATAMENTE LUEGO... LAS MUJERES Y LOS NIÑOS. " IGOR MAN"

EL CORAJE NO ES LA AUSENCIA DE TEMOR, SINO MAS BIEN CONSIDERAR QUE AQUELLO QUE DESEAMOS ALCANZAR ES MUCHO MAS IMPORTANTE QUE EL TEMOR QUE SENTIMOS.
Y DE ESO SE TRATA EL AMOR.
DE SOLTAR LOS MIEDOS Y DEJARLOS IR PARA DAR PASO A TODO AQUELLO QUE ANHELAMOS EN LA VIDA. Y PARA IR EN BUSCA DE AQUELLO QUE AMAMOS ES NECESARIO ESTAR ABIERTOS A LOS CAMBIOS.
LA VIDA ES UNA ETERNA ELECCION Y LOS DESEOS MAS PROFUNDOS QUE RESIDEN EN NUESTRO CORAZON ESTAN ALLI PARA SER REALIZADOS.
SIEMPRE SE CORRE RIESGOS, PERO ES PARTE DE LA HISTORIA QUE SE LLAMA VIDA.
NO PODEMOS EVITAR LAS PENAS DEL DOLOR, SI PODEMOS EVITAR QUEDARNOS ATADOS A UNA PENA.
DOLOR ES NO HABERLO INTENTADO, LA PENA ES NO HABER DEJADO TODO LO QUE TENIAMOS PARA DAR ESE AMOR QUE PROFESAMOS.
CUANDO AMAS VERDADERAMENTE A ALGUIEN PUEDES NAVEGAR LEJOS DE TU PUERTO SIN MIRAR LO QUE HAS DEJADO ATRAS PORQUE LO QUE TE ESPERA ALLI, ADELANTE ES LO QUE TE HARA FELIZ Y ES LO QUE HAS ELEGIDO Y POR EL CUAL ESTAS DISPUESTO A JUGARTE, PERO HAY QUE AMAR PROFUNDAMENTE PARA DARSE POR ENTERO.
Y CUANDO UNO AMA, SE AMA A LA VIDA Y ESA VIDA SE EXPRESA EN CADA SONRISA QUE NOS REGALAN, EN LA PALIDEZ QUE NOS BRINDA ESOS BRAZOS EN UN ABRAZO PROFUNDO.
LA VIDA SE EXPRESA EN EL SER QUE AMAMOS Y ESTA ALLI ESPERANDONOS PARA QUE LA EXPLOREMOS, PARA QUE LA HAGAMOS PARTE DE NUESTROS SUEÑOS, PARA DESCUBRIRLA Y AMARLA TAL CUAL ES.
NO IMPORTA CUANTO CAMINAMOS, IMPORTA SI AL CAMINAR DEJAMOS HUELLAS PROFUNDAS DE AMOR EN EL OTRO.
JUGARSE POR AQUELLO QUE AMAMOS NOS DIGNIFICA LA VIDA, EL AMOR NOS DIGNIFICA, EL AMOR NOS HACE INTEGROS Y QUE LINDO ES SENTIRSE VULNERABLE CUANDO UNO AMA... PORQUE ENTONCES QUIERE DECIR QUE SOLTASTE TUS VELAS Y TE ENCARGASTE EN CUERPO Y ALMA, TE DESPOJASTE DE TUS MIEDOS Y ABRAZASTE AL AMOR.
CUANDO AMAS... ENTONCES RIES, ENTOCES ANHELAS, ABRAZAS A LA VIDA, TAMBIEN LLORAS, LLORAS AUSENCIAS, LLORAS CARICIAS, LLORAS TUS NECESIDADES, NECESIDAD DE VER, DE SENTIR, DE ESTAR CON EL OTRO.
SE LLORA AMOR PORQUE EL AMOR LO ABARCA TODO, AUN EL DOLOR MAS PROFUNDO ENCIERRA EN SI UN AMOR MUY PROFUNDO.
NO DUELE LO QUE SE PIERDE SI ANTES NO LO HAS AMADO.
DE ESO SE TRATA LA VIDA, DE VIVIR EN PLENITUD CADA SENTIR, DE NO SER MEROS ESPECTADORES SINO DE SER PROTAGONISTAS DE AQUELLO QUE HEMOS ELEGIDO AMAR.
Y SE CORREN RIESGOS, PERO VALE LA PENA HABERLOS CORRIDO SI AL MIRAR ATRAS VES DOS PARTES DE HUELLAS QUE HICIERON CAMINO AL ANDAR, Y SENTIRAS PLENITUD AL SABER QUE HAS AMADO Y TE HAN AMADO
UN SALUDO
TODO PROBLEMA TIENE SOLUCION
TU FUTURO NO ES UN JUEGO DE AZAR
avatar
J.G.M.
Cooperante

Masculino
Edad Edad : 58
Desde Desde : JEREZ DE LA FRONTERA
Inscripción Inscripción : 28/04/2009
Mensajes Mensajes : 9733
Puntos Puntos : 10662

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: LOS VALORES

Mensaje por J.G.M. el Vie 05 Nov 2010, 22:22

LA GRATITUD
Meditación de Gratitud:
Al finalizar el día, sientate delante de tu mesa. Dedica unos momentos a revisar el día. Recuerda todas las cosas agradables que te ocurrieron durante el dia, con personas y acontecimientos, y también lo que fue desagradable o dificil. Cierra los ojos y deja que surjan uno a uno los acontecimientos o incidentes importantes. Contempla una a una las experiencias agradables y agradece los dones o regalos que han llegado a tu vida hoy. En silencio, identifica cualquier sentimiento de gratitud que sientas por cada persona o acontecimiento, y tomate tiempo para abrir el corazón y recibir el regalo de esa experiencia. Dando las gracias por cada regalo, deja que surja y desaparezca cada imagen hasta que te sientas completo.
Después comienza a recordar las experiencias desagradables del día. Centra la atención en un incidente o encuentro particularmente doloroso. Trata de poner gratitud en ese recuerdo. ¿Que observas cuando prácticas el agradecimiento por algo doloroso? ¿Que emociones te surgen? ¿Te calmas o te enfureces? ¿Te resulta fácil o dificil? Continua con una imagen dando gracias repetidamente por el hecho de que esa persona o acontecimiento haya formado parte de tu día. Agradece la enseñanza que te ha aportado, aquello que te ayudo a observar o conocerte a tí mismo. Uno a uno ve poniendo gratitud en cada recuerdo doloroso.
Por último da gracias por la vida. Dedica un momento a enumerar explicitamente todos los aspectos de tu vida por los que sientes gratitud: tu respiración, tus hijos, tu conyuge. Con la práctica de la gratitud podremos comenzar a cambiar la inercia habitual que impulsa la maquinaria de la expectativa y la decepción. Con la gratitud abrimos la puerta a la alegría.
UN SALUDO
TODO PROBLEMA TIENE SOLUCION
TU FUTURO NO ES UN JUEGO DE AZAR
avatar
J.G.M.
Cooperante

Masculino
Edad Edad : 58
Desde Desde : JEREZ DE LA FRONTERA
Inscripción Inscripción : 28/04/2009
Mensajes Mensajes : 9733
Puntos Puntos : 10662

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: LOS VALORES

Mensaje por J.G.M. el Sáb 06 Nov 2010, 17:00

Cosas del destino



La familia debería ser el valor más importante de cada persona. No existe amor más grande que el de

una madre dispuesta a dejarlo todo por su hijo, aun corriendo el riesgo de verse sola con el paso de los años.

Para que la familia permanezca unida, una de las cosas más importantes es que haya una confianza y una

comunicación fluida.
UN SALUDO
TODO PROBLEMA TIENE SOLUCION
TU FUTURO NO ES UN JUEGO DE AZAR
avatar
J.G.M.
Cooperante

Masculino
Edad Edad : 58
Desde Desde : JEREZ DE LA FRONTERA
Inscripción Inscripción : 28/04/2009
Mensajes Mensajes : 9733
Puntos Puntos : 10662

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: LOS VALORES

Mensaje por J.G.M. el Jue 11 Nov 2010, 18:58

SERENIDAD.
Serenidad es calma interior, sosiego,estabilidad de animo, dominio de uno mismo. La serenidad proporciona una fuerte energia vital.
La serenidad no es apatia, impasibilidad o dejadez.
La persona serena huye del activismo, es decir del afan de hacer mucho, pero sin direccion y sentido. Tampoco se deja llevar por la participacion y los impulsos. Actua despues de pensar.
La serenidad va de la mano de la ponderacion y de la objetividad. No hace tragedia de pequeños sucesos negativos. No dramatiza. Mira los sucesos con realismos, con animo positivo.
La persona serena conserva la calma sin desesperarse ni desanimarse, enfrenta los problemas uno a uno, estudiando a fondo cada asunto y tomando alguna decision. despues actua con prontitud; de esa forma van desapareciendo los problemas.
Conviene dominar los sentimientos, lo cual supone encauzarlos y expresarlos debidamente. Cuando no es asi, perdemos el control de las decisiones y de las acciones.
"DAME SEÑOR LA DICHA Y YO ME ENCARGARE DE SER ECUANIME", decia Tagore, alegria interior, serenidad y ecuanimidad suelen ir unidas.
La ira y el rencor desestabilizan el corazon y producen amargura. Si no se corta a tiempo aparecera el odio, pasion que daña al ser humano.
Serenidad para reprender.
Serenidad al tomar decisiones complejas, serenidad ante la injusticia. Serenidad, especialmente en momentos dificiles. En ultimas, la serenidad se va obteniendo conforme se vaya creciendo y madurando espiritualmente.
La serenidad no se aplica con gritos, rencores, angustias, temores, miedos, enojos.....

UN SALUDO
TODO PROBLEMA TIENE SOLUCION
TU FUTURO NO ES UN JUEGO DE AZAR
avatar
J.G.M.
Cooperante

Masculino
Edad Edad : 58
Desde Desde : JEREZ DE LA FRONTERA
Inscripción Inscripción : 28/04/2009
Mensajes Mensajes : 9733
Puntos Puntos : 10662

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: LOS VALORES

Mensaje por J.G.M. el Miér 17 Nov 2010, 13:34

SIETE VALORES PARA UNA VIDA
1) respeto = verdad + unidad
2) empatía = amor + unidad
3) pasión = amor + coraje
4) determinación = poder + coraje
5) responsibilidad = poder + autoridad
6) honestidad = verdad + autoridad

7) integridad = unidad + autoridad + coraje
A continuación compartiré con ustedes una definición sencilla y concreta para cada uno de los 7 valores para una vida exitosa:


Respeto: Aceptar la existencia de la conexión entre tu y el resto de las personas, otros seres vivos y el mundo en su totalidad.
Empatía: Ser capaz de ver las cosas, sentir, y pensar de forma similar a alguien más con el fin de mejorar la conexión existente entre tu y la otra persona.
Pasión: Desarrollar un fuerte deseo por lograr algo. Sentirte motivado y entusiasmado por cualquier cosa en la que te encuentres trabajando.
Determinación. Establecer el compromiso de alcanzar tus objetivos, negándote a la posibilidad del fracaso permanente.
Responsabilidad. Desarrollar tu máximo potencial para servir a los demás. Cumplir con tus obligaciones y aceptar completamente tus acciones, desiciones y sus consecuencias.
Honestidad. Comunicarte contigo mismo y los demás con la verdad. Evitar tomar propiedades o cosas que le pertencen a otros.
Integridad. Alineación estricta con los 7 principios fundamentales. Procurar el máximo desarrollo en todas las áreas de tu vida: hábitos, carrera, dinero, salud, relaciones y espiritualidad.


Creo firmemente que si vives tu vida de acuerdo con estos 7 valores fundamentales, automáticamente estarás también alineado con los 7 principios del desarrollo personal, y por lo tanto, tendrás la posibilidad de tener una vida muy exitosa.
UN SALUDO
TODO PROBLEMA TIENE SOLUCION
TU FUTURO NO ES UN JUEGO DE AZAR
avatar
J.G.M.
Cooperante

Masculino
Edad Edad : 58
Desde Desde : JEREZ DE LA FRONTERA
Inscripción Inscripción : 28/04/2009
Mensajes Mensajes : 9733
Puntos Puntos : 10662

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: LOS VALORES

Mensaje por J.G.M. el Lun 22 Nov 2010, 21:06

VALORES
Que principios guían tu vida. Que valoras en tu vida
Puedes valorar: la honestidad, trabajo duro, integridad, educación, familia, dinero, seguridad, hacer caridad, amar a los animales, fama, buena reputación, adulación etc.
Los valores se aprenden de nuestra familia y ambiente. Hay valores o principios buenos y malos. Los valores se transmiten con o sin comunicación verbal. Aprendemos lo que nuestros padres y nuestros amigos valoran y tomamos parte de ello.

Hay valores no muy buenos como: ganar dinero sin trabajar duro que puede ser un valor transmitido de padres a hijos. Otro es: El dinero es lo más importante, más importante que la honestidad e integridad y la familia y amigos. Otros valores pueden ser arma de doble filo como: ser bonita, casarme y tener hijos es lo único importante, la educación y la carrera son lo más importantes, el prestigio es lo más importante etc.

Tus valores determinan tu conducta. Hace poco murió un amigo de mis padres. Me he enterado que su viuda está pasando penas porque repartieron el dinero antes de morir a sus hijas y su viuda casi no tiene nada y depende de las hijas. Las hijas no son muy generosas en parte porque ese fue el valor que sus padres les transmitieron.

Conozco a personas que les enseñan a las hijas que el consumerismo es vital (vestidos, zapatos, fiestas etc.) para su prestigio, bienestar y felicidad y ahora ven a sus hijas y nietos “consumidos en el consumerismo,” llenos de deudas y sin carreras porque aprendieron a gastarse lo que tenían y depender de sus esposos o familia.

He visto a muchas mujeres que se divorcian o enviudan y no pueden sostenerse porque nunca han trabajado. Los valores de sus padres y esposos eran “las mujeres no necesitan trabajar sino cuidar a sus hijos.”

Aprendemos viendo a nuestros padres, viendo televisión, viendo a nuestros amigos, leyendo, en las iglesias, en las escuelas etc. Hay valores que nos ayudan a triunfar y ser más felices, otros nos hacen personas menos exitosas.

Conozco a familias donde todos los miembros son chismosos, chistosos, burladores, gorditos, flacos, músicos, buenos vendedores, artistas etc. Esto muchas veces, no siempre, se aprende en la familia.

¿Que valores tienes?
UN SALUDO
TODO PROBLEMA TIENE SOLUCION
TU FUTURO NO ES UN JUEGO DE AZAR
avatar
J.G.M.
Cooperante

Masculino
Edad Edad : 58
Desde Desde : JEREZ DE LA FRONTERA
Inscripción Inscripción : 28/04/2009
Mensajes Mensajes : 9733
Puntos Puntos : 10662

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: LOS VALORES

Mensaje por J.G.M. el Mar 23 Nov 2010, 13:46

EL CAFÉ DE LA VIDA
EL ARTE DE VIVIR FELIZ, Valores Humanos
Un grupo de ex estudiantes, ya muy establecidos en sus carreras, se reunió para visitar a su viejo profesor de la universidad. Una vez en casa del maestro, la conversación se concentró en quejas sobre el estrés en el trabajo y la vida. Al ofrecerles café a sus visitas, el profesor fue a la cocina y regresó con un termo de café y una variedad de tazas de: porcelana, plástico, vidrio, cristal, algunas comunes, algunas caras, algunas exquisitas, y les pidió que se sirvieran el café caliente. Cuando todos los estudiantes tenían su taza en mano, el profesor dijo: "Si se han fijado, ustedes han tomado todas las tazas bonitas y caras, dejando atrás las comunes y baratas. Aunque es normal que quieran sólo lo mejor para ustedes, ése es el origen de sus problemas y estrés. Lo que en realidad querían era café, no la taza, pero conscientemente tomaron las mejores tazas y las estuvieron comparando con las tazas de los demás. "Fíjense bien -prosiguió-: La Vida es el café, pero sus trabajos, el dinero y su posición social son las tazas. Las tazas son sólo herramientas para sostener y contener Vida, pero la calidad de la Vida no cambia. "A veces -concluyó-, al concentrarnos sólo en la taza, dejamos de disfrutar el café que hay en ella. Por lo tanto, no dejen que la taza los guíe... mejor gocen del café".
UN SALUDO
TODO PROBLEMA TIENE SOLUCION
TU FUTURO NO ES UN JUEGO DE AZAR
avatar
J.G.M.
Cooperante

Masculino
Edad Edad : 58
Desde Desde : JEREZ DE LA FRONTERA
Inscripción Inscripción : 28/04/2009
Mensajes Mensajes : 9733
Puntos Puntos : 10662

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: LOS VALORES

Mensaje por J.G.M. el Jue 25 Nov 2010, 12:03

LA ENVIDIA, UN MAL QUE NOS AQUEJA.
La envidia es un fenómeno psicológico muy común que hace sufrir enormemente a muchas personas, tanto a los propios envidiosos como a sus víctimas. Puede ser explícita y transparente, o formar parte de la psicodinámica de algunos síntomas neuróticos. En cualquier caso, la envidia es un sentimiento de frustración insoportable ante algún bien de otra persona, a la que por ello se desea inconscientemente dañar. ¿Por qué? El envidioso es un insatisfecho (ya sea por inmadurez, represión, frustración, etc.) que, a menudo, no sabe que lo es. Por ello siente consciente o inconscientemente mucho rencor contra las personas que poseen algo (belleza, dinero, sexo, éxito, poder, libertad, amor, personalidad, experiencia, felicidad, etc.) que él también desea pero no puede o no quiere desarrollar. Así, en vez de aceptar sus carencias o percatarse de sus deseos y facultades y darles curso, el envidioso odia y desearía destruir a toda persona que, como un espejo, le recuerda su privación. La envidia es, en otras palabras, la rabia vengadora del impotente que, en vez de luchar por sus anhelos, prefiere eliminar la competencia. Por eso la envidia es una defensa típica de las personas más débiles, acomplejadas o fracasadas.

Dicho sentimiento forma parte también de ese rasgo humano, el narcisismo, desde el que el sujeto experimenta un ansia infatigable de destacar, ser el centro de atención, ganar, quedar por encima, ser el “más” y el “mejor” en toda circunstancia. Debido a ello, muchas personas se sienten continuamente amenazadas y angustiadas por los éxitos, la vida y la felicidad de los demás, y viven en perpetua competencia contra todo el mundo, atormentadas sin descanso por la envidia. No es ya sólo que los demás tengan cosas que ellas desean: y es que las desean precisamente porque los demás las tienen! Es decir, para no sentirse menos o “quedarse atrás”. Este sufrimiento condiciona su personalidad, su estilo de vida y su felicidad.

Este sufrimiento secreto, siempre es negativo. La conocida ”envidia sana” no existe. Es un sentimiento que debe ser aceptado como uno más de los que sentimos. La preocupación llega cuando la envidia se convierte en patológica e interfiere en la vida de la persona, cuando ese sentimiento posee al individuo, merma su autoestima y le incapacita para llevar una vida saludable.

Las formas de expresión de la envidia son muy numerosas: críticas, ofensas, dominación, rechazo, difamación, agresiones, rivalidad, venganzas… A escala individual, la envidia suele formar parte de muchos trastornos psicológicos y de personalidad (por ejemplo, algunas ansiedades, trastornos obsesivos, depresión, agresividad, falta de autoestima…). En las relaciones personales y de pareja, está involucrada en muchos conflictos y rupturas. En lo social y político, su influencia es inmensa. Por culpa de la envidia, se hacen trabajos de magia negra para destruir el entorno armónico de una familia, se llega a agredir a una persona por no aguantar que fuera más guapo, e incluso rayar la pintura de un automóvil nuevo. En ocasiones la envidia puede hacer que el envidiado muera a manos del envidioso.

La envidia empieza a surgir en los primeros años de vida, cuando el niño empieza a relacionarse con el grupo familiar y social, si el niño se siente amenazado en su terreno y en lo que más quiere, tiene un sentimiento de vacío, deseará a toda costa conseguir todo lo que no posee o cree que no puede poseer. Esto se manifiesta con pataletas, rabietas, por esto es necesario calmar esos disgustos con explicaciones lógicas y enseñándole a dar, para que con ello vaya aprendiendo a tolerar sus frustraciones y controlar las conductas impulsivas. De esta forma aprenderá a respetar las diferencias y valorar sus propias cualidades, así empezará a madurar.

Si al niño que ha pasado por episodios de envidia constante, nadie de su entorno le ha calmado esta ansiedad, crecerá con sentimientos de frustración y de vacío y será un adulto envidioso contaminado por el rencor a los éxitos ajenos, incluso de su propia pareja y amistades, llegando su vida a ser un verdadero tormento.

Es difícil descubrir al envidioso pues a veces se esconde a través de una apariencia amable, acogedora y simpática y otras veces se camufla en conductas de excesivo respeto, o excesiva admiración. El envidioso se “alegra de los fracasos ajenos”, “sufre con los éxitos ajenos”, y desaprovecha tanta energía en esto, que no es capaz de alcanzar sus propios objetivos. Considera que los demás consiguen las cosas con facilidad y sin esfuerzo, no es una persona generosa, si triunfa nunca se siente satisfecha, este sentimiento es muy perjudicial para quien lo siente y “muy peligroso para la persona envidiada”.

Si sufres las miradas y las palabras de una persona envidiosa trata de pasarlas por alto, no eres responsable de su sentimiento. Intenta descubrir la envidia a tiempo, te evitarás muchísimos problemas. No desarrolles confianza con las personas envidiosas.
No hay que confundir la envidia con los celos, que son sentimientos muy distintos. La envidia nace de las carencias del sujeto, que quiere destruir al objeto-espejo. Los celos, en cambio, nacen del miedo a perder el afecto de la persona amada, a la que se quiere conservar. No obstante, ambos sentimientos pueden ir juntos.

En suma, cuanto más débil, insatisfecha o narcisista es una persona, tanto más envidiará a la gente que posea lo que a ella le falta. La envidia sólo se cura tomando conciencia de lo que se está sintiendo y resolviendo las propias carencias y facultades, a través de un proceso de crecimiento emocional que nos permita transformarla en una emoción saludable que nos va a ayudar a vivir más felices.

“La envidia es un síntoma de la falta de apreciación de nuestra dignidad. Cada uno de nosotros tiene algo único que dar que otros no tienen”. La persona madura no envidia a nadie.

Para gestionar y superar la envidia, nada mejor que replantearnos algunos principios que nos ayuden a disfrutar de un mayor equilibrio y a vivir de forma más serena y gozosa:
Pensar que no estamos perdiendo nada cuando a otras personas les va bien.
Darnos cuenta de que si queremos ser nosotros mismos, el único punto de referencia de superación somos nosotros. No necesitamos compararnos con nadie más.
Apreciar el valor de nuestra vida y mostrarnos agradecidos de tenerla.
Alegrarnos de lo que tenemos. No vivir pendientes de lo que no tenemos.
Redescubrir día a día lo que nos rodea: las personas, el paisaje, las pequeñas cosas que nos hacen más fácil la vida.
Y lo más difícil, pero alcanzable: sentirnos felices por la buena suerte de los demás, porque, en definitiva, vengan de la mano de otros o de las nuestras propias, de lo que se trata es de vivir el mayor número de momentos de felicidad y alegría.
UN SALUDO
TODO PROBLEMA TIENE SOLUCION
TU FUTURO NO ES UN JUEGO DE AZAR
avatar
J.G.M.
Cooperante

Masculino
Edad Edad : 58
Desde Desde : JEREZ DE LA FRONTERA
Inscripción Inscripción : 28/04/2009
Mensajes Mensajes : 9733
Puntos Puntos : 10662

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: LOS VALORES

Mensaje por J.G.M. el Mar 18 Ene 2011, 14:00

Compasión
La compasión se enfoca en descubrir a las personas, sus necesidades y padecimientos, con una actitud permanente de servicio.
Parece ser que la compasión sólo puede tenerse en algunos momentos de nuestra vida, con aquellos que han caído en desgracia y los desvalidos. La capacidad de conmovernos ante las circunstancias que afectan a los demás se pierde día a día, recuperar esa sensibilidad requiere acciones urgentes para lograr una mejor calidad de vida en nuestra sociedad.

Compadecerse es una forma de compartir y participar de los tropiezos materiales, personales y espirituales que aquejan a los demás, con el interés y la decisión de emprender acciones que les faciliten y ayuden a superar las condiciones adversas.

Diariamente ocurren todo género de desgracias: las fuerzas naturales, la violencia entre los hombres y los accidentes. En casos tan lamentables la compasión nos mueve a realizar campañas, colectas o prestar servicios para apoyar en las labores de ayuda humanitaria.

Ante todo, debe quedar claro que tener compasión y sentir lástima no es lo mismo. Contemplamos la desgracia muchas veces como algo sin remedio y sentimos escalofrío al pensar que sería de nosotros en esa situación, sin hacer nada, a lo mucho pronunciamos unas cuantas palabras para aparentar condolencia.

Por otra parte, pasa el tiempo y vemos con asombro la indeferencia que poco a poco envuelve a los seres humanos, los contratiempos ajenos parecen distantes, y mientras no seamos los afectados todo parece marchar bien. Este desinterés por los demás se solidifica y nos hace indolentes, egoístas y centrados en nuestro propio bienestar

Sin embargo, son las personas que nos rodean quienes necesitan de esa compasión que comprende, se identifica y se transforma en actitud de servicio. Podemos descubrir este valor en diversos momentos y circunstancias de la vida, tal vez pequeños, pero cada uno contribuye a elevar de forma significativa nuestra calidad humana:

- Quien visita al amigo o familiar que ha sufrido un accidente o padece una grave enfermedad, más que lamentar su estado, está pendiente de su recuperación, en sus visitas regulares procura llevar alegría y tener momentos agradables.

- La reacción comprensiva de un padre o madre de familia ante las faltas de los hijos, por inmadurez, descuido o una travesura deliberada, reprenden, animan y confían en la promesa de ser la última vez que ocurra...

- En la escuela el profesor que consciente de la edad y las circunstancias particulares, corrige sin enojo pero con firmeza la indisciplina de sus alumnos, o pone todos los recursos al alcance para sacar adelante a ese joven con dificultades en el estudio.

- Los jóvenes que participan en actividades de asistencia social en comunidades marginadas, asisten con la ilusión de enseñar doctrina a los niños, festejan y animan a todos en el juego de balompié, conviven sin reparar en lo descuidado de su aspecto y sus modales...

- Toda persona en la oficina que roba tiempo a sus ocupaciones para explicar, enseñar y hacer entender a sus compañeros las particularidades de su labor, conocedor de su necesidad de trabajo y de la importancia del trabajo en conjunto.

Con el valor de la compasión se reafirman y perfeccionan otros valores: Generosidad y Servicio por poner a disposición de los demás el tiempo y recursos personales; Sencillez porque no se hace distinción entre las personas por su condición; Solidaridad por tomar en sus manos los problemas ajenos haciéndolos propios; Comprensión porque al ponerse en el lugar de otros, descubrimos el valor de la ayuda desinteresada.

Aunque la compasión nace en el interior como una profunda convicción de procurar el bien de nuestros semejantes, debemos crear conciencia y encaminar nuestros esfuerzos a cultivar este valor tan lleno de oportunidades para nuestra mejora personal:

- Evita criticar y juzgar las faltas y errores ajenos. Procura comprender que muchas veces las circunstancias, la falta de formación o de experiencia hacen que las personas actúen equivocadamente. En consecuencia, no permitas que los demás "se las arreglen como puedan" y haz lo necesario para ayudarles.

- Observa quienes a tu alrededor padecen una necesidad o sufren contratiempos, determina cómo puedes ayudar y ejecuta tus propósitos.

- Centra tu atención en las personas, en sus necesidades y carencias, sin discriminarlas por su posición o el grado de efecto que les tengas.

- Rechaza la tentación de hacer notar tu participación o esperar cualquier forma de retribución, lo cual sería soberbia e interés.

- Visita centros para la atención de enfermos, ancianos o discapacitados con el firme propósito de llevar medicamentos, alegría, conversación, y de vez en cuando una golosina. Aprenderás que la compasión te llevará a ser útil de verdad.


Es tan enriquecedora la compasión porque va más allá de los acontecimientos y las circunstancias, se enfoca en descubrir a las personas, sus necesidades y padecimientos, con una actitud permanente de servicio, ayuda y asistencia, haciendo a un lado el inútil sentimiento de lástima, la indolencia y el egoísmo.
UN SALUDO
TODO PROBLEMA TIENE SOLUCION
TU FUTURO NO ES UN JUEGO DE AZAR
avatar
J.G.M.
Cooperante

Masculino
Edad Edad : 58
Desde Desde : JEREZ DE LA FRONTERA
Inscripción Inscripción : 28/04/2009
Mensajes Mensajes : 9733
Puntos Puntos : 10662

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: LOS VALORES

Mensaje por J.G.M. el Miér 19 Ene 2011, 12:46

Confianza
Los hombres no podríamos vivir en armonía si faltara la Confianza.
Los hombres no podríamos vivir en armonía si faltara la Confianza, es decir, la seguridad firme que se tiene de una persona, por la relación de amistad o la labor que desempeña.

Tenemos seguridad en una persona porque sabemos que en sus palabras no existe el doble sentido o el rebuscamiento; jamás hace un juicio a la ligera sobre las actitudes de los demás; trabaja con intensidad, procurando terminar la tarea encomendada cuidando hasta el más mínimo detalle; llegará puntual si así se ha acordado o guardará el secreto que le hemos confiado.

Es fácil perder la Confianza en alguien cuando no actúa con justicia, algún comerciante, profesional o prestador de servicios que abusa de nuestra falta de conocimiento o buena voluntad, y pide a cambio una cantidad de dinero que no corresponde a lo convenido.

La mentira tampoco tiene lugar en cualquier tipo de relación, pues confunde la verdad, destruye los sentimientos, provocando una ruptura que pocas veces, o nunca, se puede resanar.

Podemos confundir la "confianza en uno mismo" convirtiéndola en presunción, como una forma de hacernos notar mediante una actitud poco respetuosa a las personas, lugares y circunstancias, tratando bruscamente a un mesero o buscar los medios para no formase en fila en un banco.

Otra forma mal entendida de la Confianza, es la familiaridad excesiva en el trato, provocando la burla de quienes nos rodean, los mismos familiares y compañeros de trabajo son las víctimas de nuestro asedio, posiblemente no reaccionan violentamente ante nuestro comportamiento por falta de recursos, sino por tener más educación.

Ahora bien, todos somos capaces de generar Confianza en los demás:

- Cada vez que enseñamos a otros a trabajar, aceptando sus fallas y ayudándoles a mejorar, de esta manera podrán adquirir seguridad en lo que están haciendo.

- Para tomar decisiones, tomar en cuenta a los que comparten las mismas responsabilidades, así, con otra visión de la situación se obtienen mejores resultados.

- Saber escuchar la opinión de los demás, sin importar nuestra mejor preparación o el puesto de mayor nivel que ocupamos.

- Ayudar a los hijos a decidir, procurando proporcionarles los elementos que les ayuden a tomar la opción que más convenga.

- Procurando cumplir a tiempo con los encargos que tenemos, en el trabajo, en casa y con los amigos.

- Presentar nuestro trabajo limpio, ordenado y puntualmente.
- Hablar siempre con la verdad.

- Cobrar la cantidad justa de dinero por lo que vendimos o el servicio que prestamos.

- Evitar que se hagan burlas o calumnias de otras personas.

Somos dignos de Confianza por cumplir responsablemente nuestras obligaciones, ayudamos a los demás con nuestro consejo o nuestro trabajo, si sabemos cumplir con las promesas que hacemos, evitamos criticar a los demás, generamos un ambiente agradable en las reuniones a las que somos invitados, comprendemos los errores de los demás y ayudamos a corregir.

Tal vez los mejores indicadores de Confianza, son la cantidad de amigos que tenemos, el número de personas que acuden a nuestro negocio y las responsabilidades que nos asignan en el trabajo; cuando esto ocurre, podemos decir que somos Confiables.
UN SALUDO
TODO PROBLEMA TIENE SOLUCION
TU FUTURO NO ES UN JUEGO DE AZAR
avatar
J.G.M.
Cooperante

Masculino
Edad Edad : 58
Desde Desde : JEREZ DE LA FRONTERA
Inscripción Inscripción : 28/04/2009
Mensajes Mensajes : 9733
Puntos Puntos : 10662

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: LOS VALORES

Mensaje por J.G.M. el Jue 20 Ene 2011, 12:08

Carácter
Transformar la imagen de una personalidad emprendedora, llena de energía, de fuerza y vitalidad, a una forma de ser propia y natural.
El tener carácter implica una decisión firme y una férrea voluntad para proponernos objetivos y alcanzarlos en la medida de nuestras posibilidades, el cultivo de los buenos hábitos, la actitud positiva hacia el trabajo y el esfuerzo por dominar a nuestros impulsos y al egoísmo.

El transformar la imagen de una personalidad emprendedora, llena de energía, de fuerza y vitalidad, a una forma de ser propia y natural, es sin lugar a dudas, algo atractivo para cualquier persona. Con cierta facilidad podríamos calificar si una persona tiene carácter o no, dependiendo de las actitudes que consideramos como positivas, o en su defecto, con falta de firmeza y según sea el caso. Esta valoración que hacemos de los demás, ¿la hacemos para nuestra persona sin tratar de engañarnos nosotros mismos?

En algunos momentos se ha malentendido el "tener carácter" como sinónimo de rudeza, prepotencia, altanería, u obstinación. Por otra parte, no siempre se ha identificado la falta de carácter con las quejas continuas por el trabajo y todo lo que implica, las labores domésticas los estudios... y en general de todo aquello que de alguna manera nos incomoda.

Una persona con carácter tiene retos constantes, no contra los demás, sino para consigo mismo. Cada reto personal es una manera de forjar un carácter recio, firme y decidido, incapaz de detenerse ante los obstáculos, de lamentarse por el cansancio o cuando las cosas salen mal.

Podemos revisar algunos aspectos de nuestra vida, que seguramente nos ayudarán a descubrir si estamos formando adecuadamente nuestro carácter:

En la oficina, la escuela o en el hogar y con todas sus variantes ¿Cómo es nuestro trabajo? Hablamos de trabajar con intensidad, sin perder demasiado tiempo en el café o en la plática, procurando hacer las cosas en el momento, sin detenernos a buscar si hay algo más fácil que hacer. Además es necesario considerar como un deber, el terminar todo lo que hemos comenzado sin distraernos en otra cosa, aunque estemos cansados y procurando hacerlo lo más perfecto posible.

Lo propio siempre será asumir siempre nuestra responsabilidad en cualquier caso, lo que nos lleva a evitar mentir o dar pretextos y justificaciones cuando cometimos un error por negligencia. En este rubro se considera el evadir algunas tareas que nos son particularmente desagradables, como aparentar demasiado trabajo para que nuestro jefe no nos asigne una tarea extra para el día de hoy.

De alguna forma todo aquello que tenemos en nuestro interior, lo manifestamos muchas veces sin darnos cuenta: los días pasarán lentamente si continuamente estamos pensando en que llegue el fin de semana para liberarnos, y así dedicarnos a descansar, ponernos cómodos y divertirnos, en pocas palabras: pereza.

Poca fortaleza interior se ve reflejada en las quejas que hacemos por todo: la cantidad de trabajo, del clima, del tráfico... si algo solucionamos, adelante.

Nuestro trato a los demás siempre debe ser cordial, y no sólo eso, hay que evitar por todos los medios criticar o que se haga crítica de las personas. Esto sólo refleja envidia y vano amor propio.

Para formar el carácter es necesario tener dominio sobre nuestra persona, mediante pequeñas, pero continuas acciones que hagan más fuerte nuestra voluntad, principalmente:

- Hacer pequeños esfuerzos que nos ayuden a dominar nuestros gustos y caprichos. Como levantarse 10 minutos antes de lo normal, comer un poco menos de aquello que más nos gusta, ver menos tiempo la televisión o en su defecto ver el noticiero completo.

- Hablar bien de las personas, siempre.

- Llegar al trabajo o a la casa con una sonrisa.

- Saludar con educación y cortesía a todas las personas.

- Aprender a escuchar y considerar las opiniones y consejos que nos dan.

- Pedir perdón si ofendimos o hicimos pasar un mal momento a alguien por nuestro mal humor.

- Hacer con empeño las cosas que consideramos poco agradables. Si nos confían algo, es porque se tiene la confianza de que esta en nuestras posibilidades realizarlo.

- Cumplir con las promesas y compromisos que hemos hecho.

- Proponerse varios retos personales: como trabajar mejor, aprender algo nuevo, mejorar nuestro trato hacia los demás, etc.

La persona que verdaderamente tiene carácter no ve obstáculos, sino retos; domina sus impulsos para ser dueño de su voluntad: conserva amistades y relaciones por los valores que transmite; encuentra alegría en lo que hace, sin conformarse con ser feliz a través de los placeres pasajeros.
UN SALUDO
TODO PROBLEMA TIENE SOLUCION
TU FUTURO NO ES UN JUEGO DE AZAR
avatar
J.G.M.
Cooperante

Masculino
Edad Edad : 58
Desde Desde : JEREZ DE LA FRONTERA
Inscripción Inscripción : 28/04/2009
Mensajes Mensajes : 9733
Puntos Puntos : 10662

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: LOS VALORES

Mensaje por J.G.M. el Dom 23 Ene 2011, 12:16

Comunicación
Una buena comunicación puede hacer la diferencia entre una vida feliz o una vida llena de problemas.
La comunicación es indispensable para procurar y mantener las buenas relaciones en todos los ámbitos de nuestra vida, particularmente en la familia, el trabajo y con las personas más cercanas a nosotros. Aún así enfrentamos desacuerdos y discusiones sin sentido, provocando -en ocasiones- una ruptura en las relaciones con los demás. Entender y hacerse comprender, es un arte que facilita la convivencia y la armonía en todo lugar.

Con facilidad podemos perder de vista que la comunicación entra en el campo de los valores. Precisamente cuando hay problemas de comunicación en el trabajo, con la pareja, con los hijos o con los amigos se comienza a apreciar que una buena comunicación puede hacer la diferencia entre una vida feliz o una vida llena de problemas.

El valor de la comunicación nos ayuda a intercambiar de forma efectiva pensamientos, ideas y sentimientos con las personas que nos rodean, en un ambiente de cordialidad y buscando el enriquecimiento personal de ambas partes.

No todas las personas con una magnífica y agradable conversación poseen la capacidad de comunicarse eficazmente, en muchos de los casos transmiten anécdotas y conocimientos producto de la experiencia, la información y las vivencias que han tenido, pero con el defecto de no dar la oportunidad a que otros se expresen y compartan sus puntos de vista. En si, esto no es malo, pero se debe tener cuidado de no caer en excesos.

Queda claro que comunicar no significa decir, expresar o emitir mensajes (para eso están los medios de información), por el contrario, al entablar un diálogo con los demás, tenemos la oportunidad de conocer su carácter y manera de pensar, sus preferencias y necesidades, aprendemos de su experiencia, compartimos gustos y aficiones... en otras palabras: conocemos a las personas y desarrollamos nuestra capacidad de comprensión. Sólo así estaremos en condiciones de servir al enriquecimiento personal de quienes nos rodean.

La buena comunicación tiene algunas características que todos conocemos: escuchar con atención, no acaparar la palabra, evitar interrumpir, utilizar un lenguaje propio y moderado, lo cual demuestra educación y trato delicado hacia las personas. Pero este valor tiene elementos fundamentales e indispensables para lograr una verdadera comunicación:

- Interés por la persona. Cuántas veces nuestra atención total está reservada para unas cuantas personas, nos mostramos atentos y ávidos de escuchar cada una de sus palabras. Por otra parte, los menos afortunados se ven discriminados porque consideramos su charla como superficial, de poco interés o de mínima importancia. Pensemos en los subordinados, los hijos o los alumnos ¿Realmente nos interesamos por sus cosas, sus problemas y conversaciones?

Toda persona que se acerca a nosotros considera que tiene algo importante que decirnos: para expresar una idea, tener una cortesía o hacer el momento más agradable; participarnos de sus sentimientos y preocupaciones; solicitar nuestro consejo y ayuda...

- Saber preguntar. A pesar del esfuerzo por expresar las cosas con claridad no siempre se toman en el sentido correcto (y no hablamos de malas intenciones o indisposición) Recordemos con una sonrisa en los labios, como después de una breve discusión llegamos al consenso de estar hablando de los mismo pero en diferentes términos. Las causas son diversas: falta de conocimiento y convivencia con las personas, distracción, cansancio...

El punto es no quedarnos con la duda, aclarar aquello que nos parece incorrecto, equivocado o agresivo para evitar conflictos incómodos e inútiles que sólo dejan resentimientos.

- Aprender a ceder. Existen personas obstinadas en pensar que poseen la mejor opinión debido a su experiencia, estatus o conocimientos; de antemano están dispuestos a convencer, u obligar si es necesario, a que las personas se identifiquen con su modo de pensar y de parecer, restando valor a la opinión y juicio de los demás. No es extraño en ellos la inconformidad, la crítica y el despotismo, inmersos en conflictos, críticas y finalmente convertidos en las últimas personas con quien se desea tratar.

La comunicación efectiva es comprensiva, condescendiente y conciliadora para obtener los mejores frutos y estrechar las relaciones interpersonales.

- Sinceridad ante todo. Expresar lo que pensamos, sobre todo si sabemos que es lo correcto (en temas que afecten a la moral, las buenas costumbres y los hábitos), no debe detenernos para mostrar desacuerdo, superando el temor a quedar mal con un grupo y a la postre vernos relegados. Tampoco es justificable callar para no herir a alguien (al compañero que hace mal su trabajo; al hijo que carece de facultades para el deporte pero tiene habilidad para la pintura; etc.), si deseamos el bien de los demás, procuraremos decir las cosas con delicadeza y claridad para que descubran y entiendan nuestra rectitud de intención.

Siempre será importante dar a los demás un consejo y criterio recto, de otra forma continuarán cometiendo los mismos errores o haciendo esfuerzos inútiles para lograr objetivos fuera de su alcance, si actúan así se debe, tal vez, a que nadie se ha interesado en su mejora y bienestar.

Además de los elementos esenciales, es preciso cuidar otros pequeños detalles que nos ayudarán a perfeccionar y a hacer más eficaz nuestra comunicación:

- Comprende los sentimientos de los demás. Evita hacer burlas, criticas o comentarios jocosos respecto a lo que expresan, si es necesario corrige, pero nunca los hagas sentir mal.

- No interpretes equivocadamente los gestos, movimientos o entonación con que se dicen las cosas, hay personas que hacen demasiado énfasis al hablar. Primero pregunta y aclara antes de formarte un juicio equivocado

- Observa el estado de ánimo de las personas cuando se acercan a ti. Todos nos expresamos diferente cuando estamos exaltados o tristes. Así sabrás qué decir y cómo actuar evitando malos entendidos.

- En tus conversaciones incluye temas interesantes, que sirvan para formar criterio o ayudar a mejorar a las personas. Las pláticas superficiales cansan.

- Aprende a ser cortés. Si no tienes tiempo para atender a las personas, acuerda otro momento para charlar. Es de muy mal gusto mostrar prisa por terminar.


No existe medio más eficaz para hacer amistades, elegir a la pareja y estrechar los lazos familiares, profesionales y de amistad. Todos deseamos vivir en armonía, por eso, este es el momento de reflexionar y decidirse a dar un nuevo rumbo hacia una mejor comunicación con quienes nos rodean.

UN SALUDO
TODO PROBLEMA TIENE SOLUCION
TU FUTURO NO ES UN JUEGO DE AZAR
avatar
J.G.M.
Cooperante

Masculino
Edad Edad : 58
Desde Desde : JEREZ DE LA FRONTERA
Inscripción Inscripción : 28/04/2009
Mensajes Mensajes : 9733
Puntos Puntos : 10662

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: LOS VALORES

Mensaje por J.G.M. el Sáb 09 Abr 2011, 15:36

LA SERENIDAD ES UNA DE ESAS EMOCIONES QUE PARECEN ESTAR EN PELIGRO DE EXTINCION. NUESTRO RITMO DE VIDA ACELERADO HACE DIFICIL ENCONTRAR ESOS MOMENTOS DE TRANQUILIDAD EN LOS QUE NOS SENTIMOS RELAJADOS Y A GUSTO CON NOSOTROS MISMOS, PERO SOLO DESDE LA SERENIDAD PUEDEN FLORECER LAS COSAS BUENAS DE LA VIDA
UN SALUDO
TODO PROBLEMA TIENE SOLUCION
TU FUTURO NO ES UN JUEGO DE AZAR
avatar
J.G.M.
Cooperante

Masculino
Edad Edad : 58
Desde Desde : JEREZ DE LA FRONTERA
Inscripción Inscripción : 28/04/2009
Mensajes Mensajes : 9733
Puntos Puntos : 10662

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: LOS VALORES

Mensaje por J.G.M. el Vie 29 Abr 2011, 12:35

LOS VALORES NO PODEMOS ENSEÑARLOS, LOS VALORES TENEMOS QUE VIVIRLOS.
UN SALUDO
TODO PROBLEMA TIENE SOLUCION
TU FUTURO NO ES UN JUEGO DE AZAR
avatar
J.G.M.
Cooperante

Masculino
Edad Edad : 58
Desde Desde : JEREZ DE LA FRONTERA
Inscripción Inscripción : 28/04/2009
Mensajes Mensajes : 9733
Puntos Puntos : 10662

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: LOS VALORES

Mensaje por J.G.M. el Miér 04 Mayo 2011, 13:56

HUMILDAD

Siendo este tema tan necesario y vital en nuestra recuperación, antes de continuar con el desarrollo del mismo, sintetizaré lo que el diccionario dice sobre este particular.
HUMILDAD: Virtud que consiste en el conocimiento de nuestra bajeza y miseria y en obrar en consecuencia. MODESTIA
Lo contrario de Humildad es la:
SOBERBIA: Engreimiento de ánimo y apetito desordenado de ser preferido a los demás.
Exceso en la magnificencia o pompa. Cólera e ira expresadas de manera frenética. ALTANERIA.

El tema de la HUMILDAD se puede encarar bajo tres(3) aspectos: En relación con la enfermedad, con la vida, y con los grupos de Jugadores Anónimos. Todos están muy relacionados ente si.
¿porqué es importante? - ¿cuáles son los principales obstáculos? - ¿cómo se puede cultivar? y finalmente ¿cuáles son las señales de Humildad?
Estos son los principales interrogantes que se trataran de analizar.
Dentro del programa de J.A. la HUMILDAD es tan importante y necesaria, que podemos asegurar que sin ella no hay recuperación.
La persona que nos es Humilde, piensa que sola lo puede todo, que no necesita nada. Para pedir ayuda tiene que aceptar primero que la necesita, que hay algo más fuerte que ella y que sola no la puede controlar.
Ser humilde no es solo pedir ayuda, sino también aceptarla y estar reconocido. Esto último
es importante, ya que hay gente que se reciente después de haber recibido ayuda, porque lo siente como un signo de debilidad. Hay que tener en cuenta también que existen quienes utilizan el hecho de pedir ayuda, como una postura para demostrar que amplios son, como cuentan todo, llaman de esta manera la atención del Grupo, pero en realidad no sienten la profunda entrega necesaria para recibir esa ayuda.
Lo contrario de la HUMILDAD, es la SOBERBIA. Es soberbio una persona cuando cree que lo puede todo. Creer que lo puede todo, es una negación de la realidad. La negación es el núcleo sicológico de la enfermedad.
Cuando uno siente que se irrita ante la negación de una persona, no debe discutir ni enojarse, tiene que pensar que lo que esta haciendo es el ejercicio de la enfermedad y que si no escucha lo que uno le dice, es porque su enfermedad no se lo permite.
¿Cuáles son las diferencias entre HUMILDAD y ORGULLO? Podemos asociar Orgullo con Autoestima. Las personas que han llegado a su recuperación, pueden tener un legítimo orgullo por lo que han logrado. Ellos pueden decir; “Yo me lo propuse, pedí ayuda, me dieron ayuda, estoy reconocido por la ayuda que me dieron, y si sigo haciendo cosas, voy a lograr mantenerme, voy a ayudar a otros en señal de reconocimiento y además para fortalecerme”. Todo esto conforma un legitimo orgullo.
En contraposición con esto, sería SOBERBIA si cuando la persona está recuperada, dice” yo solo lo hice, que grande soy”. Generalmente, estas son las personas que cuando no dejan de jugar, le echan la culpa a J.A.
La SOBERBIA es un sentimiento interior que impregna toda la responsabilidad, dificulta el aprendizaje, altera toda la vida interior y la vida de relación.
El que tiene SOBERBIA vive con amargura, porque se cree que todo lo puede y no es así, piensa que todo el mundo le tiene que rendir pleitesía y el mundo no lo hace. Y entonces vive con resentimiento. El que esta orgulloso es una persona que esta casi siempre de buen humos, pues esta contento consigo mismo por haber actuado bien.
La SOBERBIA determina agresividad. El soberbio es agresivo con todo aquello que no se da, y por lo tanto nunca esta de buen humor.
La persona que tiene buen humor, toma las cosas con optimismo. No transforma un incidente en una crisis. En cambio si esta con un estado de animo que no sea el buen humor, transforma cualquier incidente en una crisis y reacciona mal y desmesuradamente.
La SOBERBIA es una continuidad del ego infantil, el chico cree que el mundo gira alrededor de él, después, el crecimiento le demuestra que no es así, que él es parte del mundo, una persona más. A todos nos puede quedar un resabio de eso, pero la madurez nos enseña cuales son nuestras propias limitaciones.
La humildad la puede determinar uno mismo, pero es muy difícil porque el que no la tiene, generalmente no se da cuenta, es más fácil notarlo desde afuera.
Para que el Grupo trabaje adecuadamente en favor de la Humildad, tiene que haber un sistema adecuado de confrontación y no de excesiva condescendencia.
Confrontar no es negar, es comparar lo que la persona dice, con lo que la persona es y lo que la persona dice, con lo que nosotros vemos.
La Humildad implica tener conciencia perfecta de los valores positivos y de los valores negativos. Si solo reconocemos los valores negativos y no actuamos en consecuencia de los positivos, podemos estar procediendo con debilidad. El que no reconoce sus valores positivos, se subestima; el que no reconoce los negativos, es soberbio., para el crecimiento del individuo es perjudicial tanto una actitud, como la otra
La Humildad es más difícil cuando uno a logrado cosas, es el momento en que uno puede llegar a desubicarse. Las señales de la Humildad son:
ESCUCHAR, PROGRESAR, ESTAR SERENO, TENER BUEN HUMOR, y ALGO MUY IMPORTANTE, QUE ES TENER SENTIDO DEL HUMOR.
La persona que es poco soberbia, pude reírse de su debilidad, de sus necedades y hasta de su propia soberbia; pero la persona que es muy soberbia, no puede reírse de alguien tan importante como él mismo; se toma muy en serio, cuanto más en serio se toma, más soberbio es.
Hay que aprender a vivir con la gente y no contra la gente. Cuando uno aprende a buscar los aspectos positivos, es decir a criticarse más a si mismo que a los demás, uno empieza a tener buen humor y encuentra que el mundo tiene muchas cosas agradables.
Desde el punto de vista del coordinador, la clave para mantener la humildad es la rotación, el no perpetuarse, el ir dejando lugar a otros. Se necesita humildad para poder aceptar que uno va a estar al frente durante un periodo y luego va a ser un integrante más del grupo, para sentirse bien cuando llegue el momento y para seguir recibiendo y dando siempre.
El responsable general que termina un periodo y abre otro grupo estando también al frente, puede que sea porque es una persona emprendedora, pero si la situación se repite, pude que esa persona haya perdido la humildad.
UN SALUDO
TODO PROBLEMA TIENE SOLUCION
TU FUTURO NO ES UN JUEGO DE AZAR
avatar
J.G.M.
Cooperante

Masculino
Edad Edad : 58
Desde Desde : JEREZ DE LA FRONTERA
Inscripción Inscripción : 28/04/2009
Mensajes Mensajes : 9733
Puntos Puntos : 10662

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.