Buscar
 
 

Resultados por:
 

 


Rechercher Búsqueda avanzada

Últimos temas
» no hay cura
Ayer a las 11:18 por ikeramandi

» PENSAMIENTOS DE UN JUGADOR
Mar 17 Oct 2017, 13:32 por J.G.M.

» Mi padre...
Dom 15 Oct 2017, 20:02 por ikeramandi

» Desesperada
Dom 15 Oct 2017, 01:44 por joven35

» Cómo ayudar a un alcohólico
Sáb 14 Oct 2017, 09:45 por joven35

» PENSAMIENTOS
Vie 13 Oct 2017, 12:58 por J.G.M.

no hay cura

Lun 16 Oct 2017, 09:48 por ikeramandi

Buenos días, os estoy leyendo y decis que es una enfermedad cronica que no se llega uno a curar del todo. Pero algo se podrá hacer respecto al dinero, por que esto si no tiene cura sus deudas suben más como no se pare esto. Si alguien ha pasado por esto con muchas deudas que no pueden pagar …

[ Lectura completa ]

Comentarios: 3

PENSAMIENTOS DE UN JUGADOR

Vie 29 Mar 2013, 13:36 por J.G.M.

Cuan solo se encuentra el jugador en su etapa activa, su mundo se basa solo y exclusivamente en el, en el juego y en el dinero. No existe otra cosa más en su vida todo gira alrededor del mundillo del juego, ya sea en máquinas, casinos o por internet, para el jugador no existe más mundo que ese.


[ Lectura completa ]

Comentarios: 223

Mi padre...

Miér 04 Oct 2017, 14:45 por alruna

Hola,
Mi padre es alcohólico en tratamiento y ludopata, ha empezado a reconocer la ludopatia, sus hermanos han conseguido que comience a ir al psicólogo, ya que a sus hijos y a su esposa (mi madre)no nos hace caso.
No se si es una consulta o un desahogo, nos hemos dado cuenta del problema muy …

[ Lectura completa ]

Comentarios: 2

Desesperada

Miér 04 Oct 2017, 13:56 por Evalaavergonzada

Hola. Bueno lo primero decir que soy nueva en esto... no se ni por dónde empezar a intentar explicar cómo he llegado a esta situación. Soy una chica de 23 años; todo empezó cuando con 18 años el que era mi novio por ese entonces me llevó al casino... desde ahí hasta hace 2 años que lo …

[ Lectura completa ]

Comentarios: 8

Cómo ayudar a un alcohólico

Sáb 14 Oct 2017, 09:45 por joven35

Buenos días compañeros

Escribo este hilo aquí por pertenecer al foro y pasé por la fase de la ludopatía y continuo con consejos y otras cosas que me ayudaron aunque no ha rajatabla pero estable y bastante firme...Nada que ver con mi pasado

El caso es que tengo un familiar discapacitado …

[ Lectura completa ]

Comentarios: 0

PENSAMIENTOS

Vie 15 Mayo 2009, 13:22 por J.G.M.

POR DIFICIL QUE SEA UN AMOR VERDADERO, MAS DIFICIL AUN ES UN AMIGO VERDADERO.

UN SALUDO
TODO PROBLEMA TIENE SOLUCION
TU FUTURO NO ES UN JUEGO DE AZAR

Comentarios: 808

Mismo problema, mismas excusas, distintas épocas....

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Mismo problema, mismas excusas, distintas épocas....

Mensaje por Admin el Dom 20 Dic 2009, 19:07

*

Hola amigos:

Nuestra enfermedad no sólo es propia del siglo XX ó XXI, siempre ha existido. Os dejo unas líneas muy interesantes para que podais comprobarlo vosotros mismos con el testimonio de un escritor mundialmente conocido.

Os propongo un viaje al siglo XIX que os resultará sumamente interesante:

La primera descripción clínica de la dependencia del juego, que conocemos, es la proporcionada por Dostoievski en su libro “El jugador”. Esta obra está escrita en forma autobiográfica puesto que su autor sufrió una grave adicción al juego durante algunos años de su vida, que le llevo casi a la ruina. El nacimiento y término de este libro se forjó de una forma realmente curiosa ya que fue el resultado de un reto/apuesta propuesto por su editor Stellovski. Este individuo, conociendo el comportamiento de la mayoría de los jugadores, le adelantó la cantidad de 3000 rublos. Si Dostoievski no terminaba la obra antes del 1º de noviembre de 1866, le tendría que ceder los derechos de autor de todas sus obras precedentes. El escritor cumplió lo pactado, terminó a tiempo su obra y llevó el manuscrito a Stellovski el día establecido. Sin embargo, como entre pillos andaba el juego, el editor no estaba casualmente ese día y su empleado rechazó recoger la obra. Aún así Dostoievski lo entregó y puso una denuncia en la comisaría de policía.

Muchos autores inciden en la importancia de la pareja en el desarrollo de un trabajo terapéutico (curativo, rehabilitador,…) con las personas que sufren una dependencia del juego. Sus hipótesis de trabajo están avaladas por el estudio de infinidad de casos siendo uno de los más famosos el de Fiodor Dostoievski. La etapa de dependencia del juego del propio escritor está ligada de forma muy evidente a su vida de pareja. La muerte terrible de su primera mujer María Dimitrievna, (15 de abril de 1964), inició de hecho la fase de dependencia del juego más intensa, la cual se empezó a calmar con la aparición en su vida de Anna Grigorievna, quién le ofreció sus servicios como taquígrafa a principios de octubre de 1866, (mes del último esfuerzo febril para la redacción de la novela que tenía que entregar el 1º de noviembre), y a quién Dostoievski pidió la mano el 8 del mismo mes, casándose con ella el 15 de febrero de 1967. A través de este matrimonio comenzó a superar su situación de dependencia del juego restituyéndole la confianza en sí mismo y un nuevo y más equilibrado entusiasmo por el trabajo.

En el caso de Dostoievski, la pareja, mejor dicho la extinción de la misma por la muerte de su primera esposa, provoca una experiencia tan traumática en él que le hace refugiarse, consciente o inconscientemente en el juego. Así mismo la formación posterior de otra pareja resultó decisiva para salir de una corriente que le arrastraba a la autodestrucción.

Seguidamente mostramos una carta de Fiodor a María en la que muchos jugadores nos veremos reflejados, mismas actitudes frente al juego y ante nuestras personas más queridas, iguales remordimientos después de jugar, promesas casi siempre vanas que no cumpliremos, etc.

Os animamos a leerla y comprobar que ni los años transcurridos, ni el nivel cultural que nos puede separar, ni los distintos países que nos cobijan, ni las circunstancias personales y familiares diferentes en que nos encontramos, etc. nos separan tanto a los jugadores compulsivos actuales de este genio de la literatura en su etapa de dependencia del juego.




Carta de Dostoievski a Anna Grigorievna


Homburg, 24 de mayo de 1867.

Anna querida, amiga mía, esposa mía, perdóname y no me llames canalla. He cometido un crimen: lo perdí todo; todo lo que me enviaste, todo, hasta el último kreuzer. Ayer lo recibí y ayer mismo lo perdí. Anna, ¿cómo voy a poder mirarte ahora?.

¿Qué vas a decir de mí? Una sola cosa me horroriza: qué vas a decir, qué vas a pensar de mí. Sólo tu opinión me asusta. ¿Podrás respetarme todavía? ¿Vas a respetarme todavía? ¡Qué es el amor cuando no hay respeto!. El juego es lo que siempre ha perturbado nuestro matrimonio. Ah, amiga mía, no me culpes definitivamente. Odio el juego, no solamente ahora, ayer también, anteayer también lo maldije; cuando recibí ayer el dinero y cambié la letra fui con la idea de desquitarme aunque fuera un poco, de aumentar aunque sólo fuera mínimamente nuestros recursos. Tenía tanta confianza en ganar algo... Al principio perdí muy poco, pero cuando comencé a perder, sentía deseos de desquitar lo perdido y cuando perdí aun más, ya fue forzoso seguir jugando para recuperar aunque sólo fuera el dinero necesario para mi partida, pero también eso lo perdí. Anna, no te pido que te apiades de mí, preferiría que fueras imparcial, pero tengo mucho miedo a tu juicio. Por mí no tengo miedo. Al contrario, ahora, ahora después de esta lección, de repente me sentí perfectamente tranquilo respecto de mi futuro. De hoy en adelante voy a trabajar, voy a trabajar y voy a demostrar de qué soy capaz. Ignoro cómo se presenten las circunstancias en adelante, pero ahora Katkóv no rehusará. En adelante todo dependerá de los méritos de mi trabajo. Si es bueno, habrá dinero. Oh, si sólo se tratara de mí, ni siquiera pensaría en todo esto, me reiría, no le prestaría ninguna atención y me marcharía. Pero tú no dejarás de emitir tu juicio sobre lo que he hecho y esto es lo que me preocupa y me atormenta. Anna, si tan sólo pudiera conservar tu amor... En nuestras circunstancias ya de por sí difíciles he gastado en este viaje a Hamburgo más de mil francos, es decir, alrededor de 350 rublos. ¡Es criminal!

No los gasté por falta de seriedad, ni por avaricia; no los gasté para mí. ¡Mis objetivos eran otros! Pero no tiene sentido justificarse ahora. Ahora debo reunirme cuanto antes contigo. Mándame lo más pronto posible, ahora mismo, dinero suficiente para poder salir de aquí, aunque sea lo último que quede. No puedo quedarme por más tiempo en este lugar, no quiero estar aquí. Quiero estar contigo, sólo contigo, quiero abrazarte. Me vas a abrazar, vas a besarme ¿no es cierto? Si no fuera por este clima detestable, por este clima húmedo y frío, me habría mudado ayer, por lo menos a Frankfurt, y entonces no habría sucedido nada, no habría jugado. Pero el clima es muy malo y con mis dientes y mi tos no pude moverme de aquí, pues me aterraba la idea de viajar toda la noche con este abrigo tan ligero. Era imposible, era correr el riesgo de contraer alguna enfermedad. Pero ahora tampoco ante eso me detendré.

En cuanto recibas esta carta envíame diez imperiales (como con la letra de cambio Robert Thore, no son necesarios los imperiales en sí, sino simplemente un Anweisung; como la vez pasada). Diez imperiales, es decir noventa y tantos florines para pagar mis deudas y poder partir. Hoy es sábado, recibiré el dinero el domingo y ese mismo día me iré a Frankfurt, ahí tornaré el Schnellzug y el lunes estaré contigo.

Ángel mío, no pienses que también esto voy a perderlo. No me humilles a tal punto. No pienses de mí tan mal. ¡Yo también soy un ser humano! También en mí hay algo de humano. No se te ocurra de ninguna manera, si no me crees, venir a reunirte conmigo. Tu desconfianza en que voy a llegar me aniquila. Te doy mi palabra de honor de que partiré inmediatamente sin que nada pueda detenerme, ni siquiera la lluvia o el frío. Te abrazo y te beso. Qué pensarás ahora de mí... Ah, si pudiera verte en el momento en que leas esta carta.

Tuyo,

F. Dostoievski

P.S. Ángel mío, por mí no te preocupes. Te repito que si sólo se tratara de mí, me reiría y no haría el menor caso. Tú, tu juicio es lo que me atormenta. Es lo único que me causa dolor. Y yo... cuánto daño te he hecho. Adiós. Ah, si pudiera ir ahora mismo a reunirme contigo, si pudiéramos estar juntos algo se nos ocurriría.

Luigi Cancrini

I.X.C.S.

avatar
Admin
Admin

Masculino
Edad Edad : 53
Desde Desde : Alcorcón (Madrid)
Inscripción Inscripción : 13/04/2009
Mensajes Mensajes : 863
Puntos Puntos : 2043

Ver perfil de usuario http://www.futurosinjuego.org

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.