Buscar
 
 

Resultados por:
 

 


Rechercher Búsqueda avanzada

Últimos temas
Ludópata a punto de perderlo todo que cree que esta perfectamente

Vie 15 Dic 2017, 22:37 por Azucar25

Hola, mi pareja es ludópata. Pasa mas de.8h al dia.en el casino, cuando esta en casa solo esta mirando el móvil viendo los partidos que hay, las cuotas, los puntos... todo eso. No puedo tener ni 50cnt en mi monedero porque me lo roba así que si quiero tener dinero suelto tengo que tenerlo o …

[ Lectura completa ]

Comentarios: 0

este pozo es mas profundo que lo que creia

Mar 12 Dic 2017, 18:37 por nikolas

holoa buenas soy nuevo es el foro , queria saludar primero y comentarles que e perdido todo lo que tenia asta mi amor .
pense en suicidarme pero la verdad la vida es muy hermosa. ya no puedo mas nunca queria entrar en estos foro porque pense que no lo nesesitaba, pero hoy me encuentro casi en la …

[ Lectura completa ]

Comentarios: 1

Tocando fondo

Dom 12 Nov 2017, 10:45 por Mario1983

Hola buenas como ya e dicho el nombre del post e tocado fondo, siempre me han gustado los juegos de azar e pasado por tragaperras,bingos online,pero lo que me a enganchado han sido las apuestas deportivas empezé como todos con 1€ 5€ y así de esto hace unos 5 años,ahora mi sueldo es para …

[ Lectura completa ]

Comentarios: 7

ASOCIACIONES DE AUTOAYUDA LIMA PERU

Lun 03 Nov 2014, 22:34 por Peter610

Estimados. Soy un joven de 24 años que lamentablemente se ha vuelto inmerso en este mundo de la ludopatía. Actualmente tengo deudas que no puedo costear, y estoy empezando a perder la confianza de mis amigos y familiares quienes me prestaron dinero. A pesar de mis problemas sigo estudiando y …

[ Lectura completa ]

Comentarios: 10

Quiero ser yo, no el fruto de una adiccion

Vie 01 Dic 2017, 21:49 por HDavis

Buenas noches, como muchos seguro, esto es
lo más duro que he pasado en mi vida.
Tengo 28 años, soy de Lanzarote, Islas
Canarias y para mi desgracia caí en el
juego a los 16 años, no he hecho un
cálculo real de lo que he perdido
económicamente en este tiempo, pero
aproximadamente …

[ Lectura completa ]

Comentarios: 4

HACERNOS AMIGOS DE LA SOLEDAD

Lun 30 Abr 2012, 18:12 por J.G.M.

HACERNOS AMIGOS DE LA SOLEDAD

Leyendo ayer un artículo, del psicólogo Josu Cabodevilla, me encontré con esta frase: “…nadie puede amar, creer, sufrir o morir en nuestro lugar”.
Esta frase ha despertado en mí una emoción honda.
Lo fundamental de la vida lo hacemos solos, aunque …

[ Lectura completa ]

Comentarios: 1

OCTAVO PASO DE RECUPERACIO (REFLEXIONES)

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

OCTAVO PASO DE RECUPERACIO (REFLEXIONES)

Mensaje por J.G.M. el Sáb 02 Mayo 2015, 10:55

Paso Ocho buscar enunciado.

Hasta este punto, los pasos se han centrado mayormente en repararnos a nosotros mismos y nuestra relación con Dios, según lo concebimos. Empezando con el Paso Ocho traemos a otra gente al proceso de curación- gente que habíamos perjudicado en nuestra adicción, gente que perjudicamos en nuestra recuperación, gente que intentamos dañar, gente que herimos por accidente, gente que no está más en nuestras vidas y gente que esperamos sean íntimos por el resto de nuestra vida.
El Paso Ocho se trata de identificar el daño que causamos. No importa si lo causamos porque estábamos dominados por la rabia, descuido, o porque estábamos asustados. No interesa si nuestras acciones estaban basadas en el egoísmo, la arrogancia, la deshonestidad, o cualquier otro defecto. No importa si no deseábamos causarle daño a nadie. Todo el daño que causamos es material para el Paso Ocho.
Puede resultar que algo del daño que hicimos no puede ser reparado. Puede resultar que nosotros, nosotros mismos, no podamos directamente hacer la reparación. Puede aun resultar que no seamos nosotros los responsables de algo que hemos puesto en la lista del Paso Ocho.
Nuestro padrino nos ayudará a resolver esto antes de que pasemos al Paso Nueve.
Por ahora, nuestra tarea es solamente identificar a quien perjudicamos, cual fue el daño, y disponernos a repararlo.
Mientras estamos trabajando el Paso Ocho es natural preocuparse por el Paso Nueve y sobre como vamos a hacer las reparaciones. Lo que nosotros pensemos sobre nuestras reparaciones influencia necesariamente nuestro trabajo en este paso. Puede ser que necesitemos aclarar algunos errores comunes antes de que hagamos nuestra lista.
Es maravilloso que hayamos ya empezado a reparar nuestras relaciones con algunas de las personas en nuestra vida. Nuestras familias están probablemente encantadas de que no apostemos más. Si nos las arreglamos para mantener nuestros trabajos o permanecer en la escuela, probablemente ya estamos teniendo un mejor desempeño en esos lugares.
Ya, de cierta manera, no perjudicamos más a nuestros compañeros o empleadores, ni a los maestros o a otros estudiantes. ¿Pero, es eso suficiente?
Probablemente hayamos oído en las reuniones que” reparar” significa cambiar, no solamente decir “lo siento”, lo que realmente cuenta es el modo en que tratamos a la gente ahora. Pero esto no significa que las disculpas formales han pasado de moda en J.A.
Las reparaciones directas, verbales, cara a cara son extremadamente poderosas, de ambas maneras, como un modo de crecimiento espiritual para nosotros y como un consuelo largamente esperado para la gente a la que le infligimos el daño. Lo que nuestros miembros están enfatizando en primer lugar, es que no podemos simplemente ofrecer disculpas y después volver a hacer lo que les hizo daño.
Algunos de nosotros pueden sentirse un poco cansados en este punto, especialmente si el padrino le hizo hacer extensas escrituras en los siete primeros pasos. Inventariamos nuestra conducta en el Paso Cuatro, y catalogamos nuestros defectos de carácter en el Paso Seis; ahora ¡Tenemos que examinar la misma situación desde otro ángulo! Puede parecer como que hemos examinado nuestras vidas y nuestra adicción de todas las maneras posibles para cuando hayamos terminado con los pasos. ¿Es todo esto realmente necesario? ¿No estamos castigándonos yendo una y otra vez sobre la misma cosa?
NO, no lo estamos.
El Paso Octavo es el comienzo de un proceso que nos permite sentirnos igual a los otros.
En vez de sentir vergüenza y culpa, en vez de sentirnos para siempre “menos que”, nos volvimos capaces de mirar a la gente a los ojos. No tendremos que evitar a nadie. No tendremos que tener miedo de ser agarrados y castigados por alguna responsabilidad que no hemos cumplido. Seremos libres.
• ¿Estoy con alguna duda sobre trabajar el Paso Octavo? ¿Por qué?
Algunos de nosotros van al otro extremo con este paso: No podemos esperar para descargarnos y que “todo este bien”, sin darnos cuenta que podemos causar más daño.
Divulgamos impetuosamente, confesamos infidelidades a nuestros esposos o esposas y amigos. Sentamos a nuestra familia y les hacemos escuchar cada detalle de nuestra adicción, confirmando algunos de sus peores temores sobre lo que habíamos estado haciendo y llenando alguno blancos, que hasta ese momento, habían estado misericordiosamente vacíos. En un estado de excitación, les damos a nuestros hijos un discurso sobre como tenemos una enfermedad de la que no somos responsables, como amamos nuestra recuperación, y cuan maravillosa va a ser la vida de ahora en adelante, olvidando todas las veces anteriores en las que les hicimos a ellos las mismas promesas vacías.
Entramos un día a la oficina de nuestro empleador y anunciamos que somos adictos.
Que hemos hecho un desfalco por una gran cantidad de dinero merced a medios ingeniosos, pero que lo sentimos mucho y no lo vamos a volver a hacer.
Aunque mi experiencia sobre correr a hacer reparaciones no lleguen a estos extremos, seguramente podemos entender el hecho: Si tratamos de hacer reparaciones sin la guía de nuestro padrino y sin un plan, podemos terminar causando aún más perjuicio.
• ¿Me doy cuenta de la necesidad de sosegarme y consultar a mi padrino antes de hacer reparaciones? ¿He creado más perjuicio en alguna situación por apurarme a hacer reparaciones antes de estar listo? ¿Cuál fue la situación?
Algunos de nosotros pueden todavía creer que nosotros somos básicamente buena gente que nunca verdaderamente dañó nadie-excepto a sí mismo, eso es. Si nosotros estamos verdaderamente en un brete sobre quien pertenece a nuestra lista de reparaciones, o tenemos una vaga idea de que nuestra familia debiera estar ahí pero no estamos seguros porque, puede ser que estemos pasando por alto algo o que nuestra negación está todavía suficientemente fuerte en nosotros. Algunas veces, no estamos en condiciones de ver la verdad en ciertas situaciones, aun después de muchos años en recuperación. Una sugerencia que muchos de nosotros han seguido es que si pensamos en alguien a quien parecería que le debemos una reparación, pero no podemos pensar en la situación que resultará después de esta, ponemos el nombre en la lista de cualquier manera. Algunas veces pensaremos en el “por que” más adelante. Deberíamos hacer lo mejor que podamos con este paso por ahora, contacte con nuestro padrino y continuemos trabajando nuestra recuperación. Como dice el dicho, “más será revelado”. Nosotros solo necesitamos mantener una mente abierta, de manera que cuando el conocimiento llega estaremos preparados para aceptarlo.
Lo último, pero no lo menos importante, muchos de nosotros demoran el empezar este paso porque no deseamos reparar con ciertas personas. O bien tenemos resentimiento hacia ellas, o nos sentimos demasiado asustado solo de imaginarnos en aproximarnos a ellas.
Nosotros necesitamos comenzar este paso y poner en lista esta gente aun si nosotros no estamos seguros de ser capaces de hacer la reparación.
Si es verdaderamente arriesgado hacer la reparación, nuestro padrino nos ayudará a imaginarnos como manejar la situación.
• Liste los resentimientos que están obstaculizando su deseo de hacer reparaciones.
• ¿Puedo ahora desprenderme de estos resentimientos? Si no puedo, ¿Puedo forzar mi voluntad a agregar estos nombres a mi lista de igual manera y preocuparme más adelante por sentir el deseo de reparar?
• ¿Hay alguna persona a quien yo le deba reparaciones que puedan ser una amenaza a mi seguridad o sobre quien estoy verdaderamente preocupado de algún otro modo? ? ?Cuales son mis temores?

La gente que perjudicamos y como la perjudicamos

Antes de que realmente empecemos a hacer nuestra lista, hay un concepto final con el cual debemos familiarizarnos: el significado, en este paso de perjudicar. Necesitamos esforzarnos para comprender todos los modos por los cuales es posible perjudicar o causar daño de manera que nuestra lista sea completa.
Ciertos tipos de daño son obvios. Por ejemplo, si robamos dinero o un bien de una persona o en un negocio, esto es obviamente una forma de perjudicar. En suma, la mayoría de nosotros no tienen problema en reconocer el abuso físico o emocional como un tipo de daño.
Luego hay situaciones donde nosotros no tenemos problema en reconocer que lo que hicimos fue dañino, pero podemos tener dificultad en identificar a quien, en particular dañamos. Por ejemplo, nosotros trampeamos en una prueba en el colegio. Nos preguntamos, ¿dañamos al instructor? ¿A nuestros compañeros? ¿A nosotros mismos? ¿A los estudiantes que vinieron después que nosotros y tuvieron que pagar el precio de la desconfianza del instructor por nuestra deshonestidad? La respuesta a esta pregunta es que toda esa gente fue dañada, aun cuando solo indirectamente. Ellos pertenecen a nuestra lista del Octavo Paso.
Finalmente, llegamos a los más profundos tipos de daño. Estos tipos de daño pueden ser los que más han perjudicado, porque ellos golpean en los lugares más vulnerables del corazón humano. Por ejemplo, teníamos un amigo. La amistad era tal vez de larga data. Emociones, confianza, aun identidad personal-todos estos estaban implicados en la amistad que compartíamos. Esta relación realmente era importante para nuestro amigo, y para nosotros también. Luego, sin explicación, a causa de algún desaire real o imaginario, nos alejamos y nunca tratamos de reiniciar la amistad. Perder un amigo es suficientemente doloroso, sin el peso agregado de no saber por que, pero muchos de nosotros infligimos este tipo de dolor en alguien. Nosotros dañamos el sentido de confianza de esa persona, y puede haber llevado muchos años curarlo. Una variación de esto es que podemos haber permitido que otro cargara con la culpa del fin de la relación, haciendo que la persona se sintiera no-querida, cuando en realidad nosotros nos habíamos cansado de la relación y éramos demasiado perezosos para mantenerla.
Hay muchos modos de infligir un daño emocional profundo: descuido, abandono, explotación, manipulación y humillación, para nombrar unos pocos.
Las “víctimas” y “la gente linda” entre nosotros puede encontrar que hicimos que otros se sintieran inferiores cuando nos mostramos mejores que todos los demás, proyectando una actitud de superioridad moral.
El competente y autosuficiente entre nosotros puede encontrar nombres para la lista del Octavo Paso pensando en la gente cuyas ofertas de ayuda y gestos de apoyo fueron rechazadas.
Una lucha adicional que muchos de nosotros enfrentamos cuando identificamos los tipos de daño surge de una tendencia automática a enfocar solamente la época anterior a dejar de apostar compulsivamente. Es un poco más fácil para nosotros ser rigurosamente honestos sobre el daño que causamos en nuestra adicción activa. Nosotros estábamos apostando compulsivamente, éramos personas diferentes en ese entonces. A pesar de todo, todos nosotros hemos causado daño durante nuestra recuperación. (Recuerde, si fue intencional o no, no importa.) De hecho, todos nosotros probablemente causamos daño a la gente con la cual compartíamos nuestra recuperación- otros miembros de J.A: Podemos haber murmurado acerca de ellos, alejado de ellos, respondido insensiblemente a su dolor, interferido en la relación de padrinazgo, tratado de controlar la conducta de un ahijado, comportado ingratamente con un padrino, robado dinero de la Séptima Tradición, manipulado a la gente usando nuestro tiempo limpios como fuente de credibilidad en una discusión de servicio, o explotado sexualmente un recién llegado, para nombrar unos pocos ejemplos relativamente comunes. Muchos de nosotros pasan un tiempo extremadamente duro colocando estas situaciones en nuestra lista del Octavo Paso porque el pensar en estas reparaciones nos hace sentir muy incómodos. Nos sentimos obligados a un grado más alto de conducta alrededor de J.A., y estamos seguros que los otros esperan más de nosotros también.
El hecho es que nuestros compañeros miembros de J.A. están inclinados a ser especialmente perdonadores porque ellos saben lo que nosotros estamos tratando de hacer – pero otra vez, deberíamos evitar preocuparnos ahora por el Paso Nueve.

Haciendo nuestra lista

La primera cosa para saber es que esta no es una lista que podamos conservar en nuestra cabeza. Necesitamos poner cada nombre y lo que hicimos para dañar a la persona en un papel. Una vez que esta en un papel, es difícil olvidar a alguien o caer en la negación de reparaciones que preferiríamos evitar. Si por alguna razón no podemos usar papel, podemos usar una cinta de grabación o cualquier otro método que nuestro padrino este de acuerdo que nos ayude a obtener lo máximo de este paso.
Cuando estamos listos para empezar nuestra lista, nos sentamos, recordamos lo que hemos aprendido sobre perjudicar, y empezamos a escribir. Algunos nombres saltaran a nuestra mente inmediatamente. Otros pueden venir a la mente cuando pensamos en el tipo de daño que hemos causado. Necesitamos absolutamente retroceder al Cuarto Paso y buscar cualquier información que pudiéramos extraer de allí.
Debemos incluir todos los nombres y situaciones que se nos ocurran, aunque estemos relativamente, no enteramente seguros, que nuestro padrino nos va a decir que no debemos ninguna reparación en esa situación particular. Es casi siempre mejor borrar nombres que tratar de recordar nombres que deberíamos haber agregado pero no lo hicimos cuando estamos repasando la lista con nuestro padrino.
En suma, puede haber veces en que recordamos un incidente en el cual causamos daño, pero no los nombres de las personas involucradas. Podemos por lo menos poner el incidente en la lista.
Poner a nosotros mismos puede parecerle ridículo a algunos de nosotros. Nos pueden haber informado al principio de nuestra recuperación que hacernos reparaciones a nosotros mismos era una idea centrada en uno mismo, que necesitábamos parar de pensar en nosotros mismos todo el tiempo y empezar a pensar en la gente que habíamos dañado. Entonces la noción misma de hacernos reparaciones a nosotros mismos puede confundir. Algunos de nosotros probablemente piensan que hacer reparaciones implica recompensarnos por permanecer limpios o algunos otros logros.
Podemos haber tratado de hacer esto comprándonos cosas que no podíamos pagar, o permitiéndonos algunas otras compulsiones. En realidad, el modo en que debemos hacer reparaciones con nosotros mismos es deteniendo la conducta irresponsable o destructiva.
Necesitamos identificar los modos en los que hemos creado nuestros propios problemas- esto es, habernos dañado a nosotros mismos- a través de nuestra incapacidad para aceptar la responsabilidad personal. Entonces, cuando nos agregamos a la lista, podemos poner en lista el daño que hemos causado a nuestras finanzas, nuestra auto-imagen, nuestra salud, etc.
Hay también una situación delicada que muchos de nosotros han enfrentado; si hemos dañado a nuestro padrino, el o ella no saben sobre el daño, ¿y probablemente lo descubra cuando repasemos la lista? En esta situación, deberíamos consultar otro miembro cuya recuperación respetamos, tal vez al padrino de nuestro padrino.
• Enlistar la gente que hemos dañado y los modos específicos en que perjudiqué a cada uno.

Volviéndonos dispuestos

Ahora que tenemos muestra lista, o que hemos agregado nuevos nombres a la lista que hemos mantenido desde la primera vez que hizo el Paso Ocho, es hora de que estemos dispuestos ha hacer reparaciones.
A fin de ponernos en disposición, tenemos que saber por lo menos algo de que involucra hacer reparaciones. Anteriormente en esta guía, hablamos sobre la necesidad de hacer más que solo cambiar nuestra conducta, pero muchos de nosotros pueden temer que no son capaces de cambiar. Somos sinceros. Queremos refrenarnos de volver a repetir la misma conducta otra vez, pero pensamos en las veces que hemos hecho promesas antes. ¿No estamos sujetos a hacer lo mismo otra vez? Entonces es cuando tenemos que creer realmente en nuestra recuperación. No importa cuanto tiempo hemos estado limpios y los errores por los cuales estamos reparando, tenemos que tener Fe que el Dios de nuestra comprensión nos dará la fuerza y la capacidad para cambiar.
• ¿Porque decir solamente “Lo siento” no es suficiente para reparar el daño que he causado?
• ¿Porque no es suficiente solamente cambiar mi conducta para reparar el daño que he causado?
Para algunas de las reparaciones que debemos, encontraremos que estamos dispuestos ni bien pusimos el nombre en nuestra lista. Para otras la disposición puede no venir tan fácilmente.
Es muy extraño que no debamos por lo menos algunas reparaciones financieras, ya sean a gente a las que le robamos, gente que nos prestó dinero y nunca devolvimos, negocios o préstamos de instituciones. Sabemos que hacer la reparación nos va a privar de dinero que preferiríamos guardar para nosotros mismos. Puede llevarnos tiempo apreciar la libertad interna profunda que viene de deshacernos de tales deudas, y así ganar la disposición para hacer esas reparaciones. Puede ayudar pedirle a nuestro Poder Superior que nos dé la disposición para hacer esas reparaciones.
• ¿Tengo yo reparaciones financieras que no estoy dispuesto a hacer? ¿Cómo sería mi vida si ya hubiera hecho esas reparaciones?
Las reparaciones que nunca podríamos vernos a nosotros mismos haciendo deben estar también en nuestra lista. Tal vez estamos tan poco dispuestos que no queremos ni aun tratar de orar para estar dispuestos, no podemos imaginarnos teniendo alguna compasión por la gente a la que le debemos esas reparaciones. En este caso debemos dejar esos nombres en nuestra lista. No tenemos que hacer todas las reparaciones en un día o en un período determinado de tiempo. Puede llevar algún tiempo estar dispuestos a hacer esas reparaciones. Cada vez que miramos a nuestra lista del Octavo Paso, deberíamos preguntarnos si ya estamos dispuestos a hacer estas reparaciones. Si no, podemos seguir chekeandola periódicamente.

Principios Espirituales

En el Paso Ocho enfocaremos el principio de honestidad, coraje, disposición y compasión.
Para practicar el principio de honestidad en el Paso Ocho, necesitamos extraer experiencia de los pasos previos. Hemos admitido la naturaleza de nuestro problema-adicción- y afirmado la solución a ese problema. Este fue un acto de honestidad. Hemos hecho un inventario moral minucioso y sin temor de nosotros mismos; haciendo esto ejercitamos nuestra recién descubierta honestidad. Extraer la naturaleza de nuestros errores de dentro de la materia de nuestra personalidad requirió honestidad a un nivel más profundo. Así que tenemos alguna experiencia en separar nuestra parte de la parte de los otros en los sucesos. Este es el nivel de honestidad que necesitaremos en el Paso Ocho. Tenemos que olvidar lo concerniente a resentimientos. Culpar a otros, creer que somos víctimas inocentes, y muchas otras justificaciones por el daño que hemos causado. Simplemente necesitamos ¡ Ponerlo en la lista!
• ¿Cómo es de valor determinar la naturaleza exacta de mis errores en el Paso Ocho? ¿Por que es tan esencial que tenga clara mi responsabilidad?
• ¿Cuales son algunos ejemplos de los pasos previos de mi experiencia con honestidad? ¿Cómo voy a traducir esa experiencia a este paso?
Para practicar el principio de coraje en el Paso Ocho, tenemos que ponernos al cuidado de Dios. No podemos restringir nuestra lista solamente a esas reparaciones que pensamos que van a salir bien. Tenemos que creer que nuestro Poder Superior nos proveerá la fortaleza, la humildad, la fuerza interior, o lo que sea que necesitamos para sortear cualquier reparación. Si tenemos que enfrentar a alguien y tenemos miedo de cómo nos vamos a sentir, o necesitamos aceptar las consecuencias de un crimen por el cual somos buscados, seremos capaces de manejar esto con la ayuda de nuestro Poder Superior.
• ¿Cuales son algunos ejemplos de mi experiencia con coraje en los pasos previos? ¿Cómo transferiré esa experiencia a este paso?
Ya hemos hablado mucho sobre la disposición en este paso, especialmente volvernos disponibles para hacer reparaciones. Pero necesitamos una cierta cantidad de disposición para trabajar este paso que no tiene nada que ver con las reparaciones.
Primero de todo necesitamos la disposición para hacer nuestra lista. No importa como nos estamos sintiendo sobre agregar un cierto nombre a la lista, necesitamos estar dispuestos a agregarlo. También necesitamos la disposición para practicar los otros principios espirituales conectados con este paso.
• ¿Hay algún nombre que todavía no haya agregado a mi lista?
• ¿Cuales son algunas de las cosas que he hecho para aumentar mi disposición? ¿Cómo me siento teniendo que rezar para tener disposición?
Desarrollar un espíritu compasivo se vuelve posible en este estadio de nuestra recuperación. Antes de hacer el trabajo implicado en los pasos previos, estábamos demasiado envueltos en resentimiento, culpa, y autocompasión para pensar en otros. Junto con nuestra capacidad para pensar en nosotros mismos como seres humanos comunes, empezamos a ver que otros están haciendo también lo mejor que pueden con su humanidad. Sabemos que estamos sujetos a dudas periódicas e inseguridades sobre nosotros mismos, y así están los demás. Nos damos cuenta que ellos lo lamentan tanto como nosotros lo hacemos. Sabemos que estamos inclinados a hacer una mala lectura de las situaciones y a actuar por demás o por de menos a ellas. Como resultado, cuando hoy en día vemos a otros actuar un defecto de carácter, sentimos empatía más que sorpresa o enojo, porque sabemos que les causó que actuaran así. Nuestros corazones se sienten llenos cuando pensamos sobre como compartimos los mismos sueños, temores, pasiones y faltas como cualquier otro.
• ¿Estoy empezando a sentirme conectado con otros? Describa.
• ¿Estoy empezando a sentir compasión y empatía por otros? Describa.

Siguiendo adelante.

Discutir cada una de las reparaciones en nuestra lista con nuestro padrino es esencial. No importa cuanto tiempo hayamos estado limpios o cuanta experiencia con hacer reparaciones tengamos. Cada uno de nosotros es capaz de juzgar mal una situación cuando está trabajando solo, pero a menudo encontramos que podemos ver las cosas más claras cuando miramos las situaciones desde otro punto de vista. Necesitamos el insight de nuestro padrino. Necesitamos el coraje de nuestro padrino. Necesitamos la visión y esperanza de nuestro padrino. Es sorprendente cuanto puede hacer una simple discusión con nuestro padrino para ayudarnos a conectarnos con la fuerza serena que vive en cada uno de nosotros. Cuando hemos arrancado las influencias que distraen y hayamos expuesto esa sólida médula de serenidad, humildad, y perdón, está listos para el Paso Nueve.

UN SALUDO
avatar
J.G.M.
Cooperante

Masculino
Edad Edad : 58
Desde Desde : JEREZ DE LA FRONTERA
Inscripción Inscripción : 28/04/2009
Mensajes Mensajes : 9745
Puntos Puntos : 10676

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: OCTAVO PASO DE RECUPERACIO (REFLEXIONES)

Mensaje por J.G.M. el Sáb 20 Jun 2015, 11:39

Remordimiento.

El Octavo Paso brinda la oportunidad de un gran cambio en una vida dominada por la culpabilidad y el remordimiento.

El remordimiento era uno de los sentimientos que nos hacia seguir apostando. Avanzamos a tropezones por la adicción activa, dejando una huella de angustia y destrucción demasiado dolorosa para examinar. A menudo se agravaba nuestro remordimiento con la sensación de que no podíamos hacer nada respecto al daño causado; no había manera de arreglarlo.
Le quitamos fuerza al remordimiento cuando lo miramos cara a cara.
Pero el Octavo Paso no nos pide que corrijamos todos nuestros errores, sino simplemente que estemos dispuestos a hacer enmiendas a todas esas personas. A medida que estamos dispuestos a reparar el daño causado, reconocemos nuestra disposición para cambiar y confirmamos el proceso cicatrizante de la recuperación.
El remordimiento y a no es un instrumento que utilizamos para torturarnos. Se ha convertido en una herramienta que podemos usar para lograr perdonarnos.

Solo por hoy:

Usar cualquier sentimiento de remordimiento que tenga, como trampolín de los Doce Pasos hacia el alivio

UN SALUDO
TODO PROBLEMA TIENE SOLUCION
TU FUTURO NO ES UN JUEGO DE AZAR
avatar
J.G.M.
Cooperante

Masculino
Edad Edad : 58
Desde Desde : JEREZ DE LA FRONTERA
Inscripción Inscripción : 28/04/2009
Mensajes Mensajes : 9745
Puntos Puntos : 10676

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.