Buscar
 
 

Resultados por:
 

 


Rechercher Búsqueda avanzada

Últimos temas
» no hay cura
Ayer a las 11:18 por ikeramandi

» PENSAMIENTOS DE UN JUGADOR
Mar 17 Oct 2017, 13:32 por J.G.M.

» Mi padre...
Dom 15 Oct 2017, 20:02 por ikeramandi

» Desesperada
Dom 15 Oct 2017, 01:44 por joven35

» Cómo ayudar a un alcohólico
Sáb 14 Oct 2017, 09:45 por joven35

» PENSAMIENTOS
Vie 13 Oct 2017, 12:58 por J.G.M.

no hay cura

Lun 16 Oct 2017, 09:48 por ikeramandi

Buenos días, os estoy leyendo y decis que es una enfermedad cronica que no se llega uno a curar del todo. Pero algo se podrá hacer respecto al dinero, por que esto si no tiene cura sus deudas suben más como no se pare esto. Si alguien ha pasado por esto con muchas deudas que no pueden pagar …

[ Lectura completa ]

Comentarios: 3

PENSAMIENTOS DE UN JUGADOR

Vie 29 Mar 2013, 13:36 por J.G.M.

Cuan solo se encuentra el jugador en su etapa activa, su mundo se basa solo y exclusivamente en el, en el juego y en el dinero. No existe otra cosa más en su vida todo gira alrededor del mundillo del juego, ya sea en máquinas, casinos o por internet, para el jugador no existe más mundo que ese.


[ Lectura completa ]

Comentarios: 223

Mi padre...

Miér 04 Oct 2017, 14:45 por alruna

Hola,
Mi padre es alcohólico en tratamiento y ludopata, ha empezado a reconocer la ludopatia, sus hermanos han conseguido que comience a ir al psicólogo, ya que a sus hijos y a su esposa (mi madre)no nos hace caso.
No se si es una consulta o un desahogo, nos hemos dado cuenta del problema muy …

[ Lectura completa ]

Comentarios: 2

Desesperada

Miér 04 Oct 2017, 13:56 por Evalaavergonzada

Hola. Bueno lo primero decir que soy nueva en esto... no se ni por dónde empezar a intentar explicar cómo he llegado a esta situación. Soy una chica de 23 años; todo empezó cuando con 18 años el que era mi novio por ese entonces me llevó al casino... desde ahí hasta hace 2 años que lo …

[ Lectura completa ]

Comentarios: 8

Cómo ayudar a un alcohólico

Sáb 14 Oct 2017, 09:45 por joven35

Buenos días compañeros

Escribo este hilo aquí por pertenecer al foro y pasé por la fase de la ludopatía y continuo con consejos y otras cosas que me ayudaron aunque no ha rajatabla pero estable y bastante firme...Nada que ver con mi pasado

El caso es que tengo un familiar discapacitado …

[ Lectura completa ]

Comentarios: 0

PENSAMIENTOS

Vie 15 Mayo 2009, 13:22 por J.G.M.

POR DIFICIL QUE SEA UN AMOR VERDADERO, MAS DIFICIL AUN ES UN AMIGO VERDADERO.

UN SALUDO
TODO PROBLEMA TIENE SOLUCION
TU FUTURO NO ES UN JUEGO DE AZAR

Comentarios: 808

TERCER PASO DE RECUPERACION (REFLEXIONES)

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

TERCER PASO DE RECUPERACION (REFLEXIONES)

Mensaje por J.G.M. el Lun 08 Abr 2013, 13:30

Decidimos poner nuestra voluntad y nuestras vidas al cuidado de Dios tal como cada uno lo concebimos
.“.… la fe por sí sola de nada sirve.”. (Doce y Doce de AA, p. 32)

El Paso Tres Significa Acción
Para llegar a algún sitio en este programa, debo actuar. Aunque la fe es necesaria, debo tener el valor y la buena voluntad para actuar sobre esa fe si quiero recuperarme de la enfermedad de la compulsión por la apuesta.
El Paso Uno trata de echar una buena mirada a la forma en que esta enfermedad me destroza y me hace humilde, y el Paso Dos de conseguir la fe en que Dios puede y me devolverá el sano juicio y la salud.
El Paso Tres es donde las botas tocan la carretera. Es ahí donde decido soltar riendas y dejar que Dios las coja. Las acciones requeridas para empezar este proceso incluyen rezar y usar todas las herramientas de JA. Cada vez que actúo basándome en la fe de que Dios puede y cuidará de mi vida, doy otro paso hacia el bienestar.

UN SALUDO
TODO PROBLEMA TIENE SOLUCION
TU FUTURO NO ES UN JUEGO DE AZAR
avatar
J.G.M.
Cooperante

Masculino
Edad Edad : 58
Desde Desde : JEREZ DE LA FRONTERA
Inscripción Inscripción : 28/04/2009
Mensajes Mensajes : 9740
Puntos Puntos : 10669

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: TERCER PASO DE RECUPERACION (REFLEXIONES)

Mensaje por J.G.M. el Sáb 02 Mayo 2015, 11:16

Paso Tres

“Decidimos entregar nuestra voluntad y nuestras vidas al cuidado de Dios en la forma que lo comprendemos”

Hemos trabajado el Paso Uno y Dos con nuestros padrinos nos hemos rendido, y hemos demostrado nuestro deseo de probar algo nuevo. Esto nos ha cargado con un fuerte sentimiento de esperanza. Pero si no trasladamos nuestra esperanza a la acción directamente ahora, se va desvanecer, y vamos a terminar en el mismo lugar donde empezamos. La acción que necesitamos llevar a cabo es trabajar el Paso tres.
En el Paso tres, la acción central es una decisión. La idea de tomar esa decisión puede aterrorizarnos, especialmente cuando miramos a lo que estamos decidiendo hacer en este paso. Tomar una decisión, cualquier decisión, es algo que nosotros no hemos hecho en un largo tiempo. Hemos dejado que nuestras decisiones las tomara nuestra adicción, por las autoridades y simplemente por abandono por que no queríamos la responsabilidad de decidir nada por nosotros mismos. Cuando nosotros agregamos a esto el concepto de confiar el cuidado de nuestra voluntad y nuestras vidas a algo que la mayoría de nosotros no comprende en este momento, podemos simplemente pensar que esta cosa está enteramente más allá de nosotros y empezamos a buscar un atajo o un modo más fácil de trabajar nuestro programa. Estos pensamientos son peligrosos, porque cuando tomamos cortadas en nuestro programa, inmediatamente cortamos nuestra recuperación.
La decisión del Tercer Paso puede ser demasiado grande para tomarla en un solo salto.. Nuestros temores frente al, y a la peligrosa manera de pensar a la que llevan esos temores, pueden ser evitados cortando este paso en una serie de obstáculos más pequeños y separados. El Paso Tres es sólo una pieza más en el camino de nuestra recuperación. Tomar la decisión del tercer Paso no significa necesariamente que nosotros debemos repentinamente y completamente cambiar todo sobre el modo en que viven nuestras vidas. Los cambios fundamentales en nuestra vida suceden gradualmente mientras trabajamos en nuestra recuperación, y todos estos cambios requieren nuestra participación. No debemos temer que este paso nos va a hacer algo para lo que no estemos listos o que no nos va a gustar.
Es significativo que este paso sugiere que entreguemos nuestra vida y nuestra voluntad al cuidado de Dios según nosotros lo comprendemos. Estas palabras son particularmente importantes. Trabajando el tercer paso, estamos permitiendo que alguien o algo nos cuide, no que no controles ni conduzca nuestra vida por nosotros. Este paso no sugiere que nos volvamos robots sin mente sin capacidad para vivir nuestra propia vida, ni permite a aquellos de nosotros que encuentran tal irresponsabilidad atractiva ceder a tal deseo. En cambio, estamos haciendo una decisión simple para cambiar la dirección, para dejar de rebelaremos ante el lógico fluir de sucesos en nuestra vida, para dejar de gastarnos tratando de hacer que todo suceda como si nosotros estuviéramos a cargo del mundo.
Estamos aceptando que un Poder más grande que nosotros mismos vamos a hacer un mejor trabajo que nosotros cuidando nuestra voluntad y nuestras vidas. Estamos llevando adelante el proceso espiritual de la recuperación empezando a explorar que comprendemos que la palabra Dios significa para nosotros como individuos.
En este paso cada uno de nosotros tendrá que llegar a alguna conclusión sobre que pensamos que Dios significa. Nuestra comprensión no tiene que ser compleja ni completa. No necesita ser como el de ningún otro. Podemos descubrir que estamos muy seguros de lo que Dios no es para nosotros, pero no de lo que Dios es, y eso es suficiente. Lo único esencial es que empecemos una búsqueda que nos permita crecer en nuestra comprensión mientras nuestra recuperación continua, Nuestro concepto de Dios va a crecer según crezcamos en nuestra recuperación. Trabajando el Tercer Paso descubriremos que resulta mejor para nosotros.

Tomando una decisión

Como ya lo hemos discutido, muchos de nosotros pueden ponerse nerviosos por el hecho de tomar una gran decisión. Podemos sentirnos intimidados o sobrepasados. Podemos temer los resultados o el compromiso implicado. Podemos pensar que una acción de una vez para siempre y temer no hacerlo bien o no tener la oportunidad de hacerlo de nuevo. A pesar de eso, la decisión de poner nuestra voluntad y nuestra vida al cuidado de Dios es algo que podemos hacer una y otra vez, diariamente si lo necesitamos. De hecho, posiblemente encontremos que debemos tomar esta decisión regularmente, o arriesgar a perder toda nuestra recuperación por complacencia.
Es esencial que involucremos nuestro corazón y espíritu en esta decisión. Aunque la palabra decisión suena como algo que tiene lugar mayormente en la mente, necesitamos hacer el trabajo necesario para ir más allá de una comprensión intelectual e internalizar esta elección.
¿Por que tomar una decisión es central para trabajar este paso?
• Puedo yo tomar esta decisión solo por hoy? Tengo algún temor o reserva sobre ella? Cuales son ellos?
Necesitamos darnos cuenta que tomar una decisión sin seguirla en la acción no tiene sentido. Por ejemplo, podemos decidir una mañana ir a algún lado y después sentarnos y no dejar nuestra casa por el resto del día. Haciéndolo así convertimos a nuestra decisión anterior en algo sin sentido, no más significativo que cualquier pensamiento peregrino que pudiéramos tener.
Que acción he seguido para llevar adelante mi decisión?
• ¿Que áreas de mi vida son difíciles para mi dar vuelta?

Propia voluntad

El paso Tres es crítico por que hemos actuado tanto según nuestra propia voluntad, abusando de nuestro derecho a hacer elecciones y decisiones. Así, que es exactamente propia voluntad? Algunas veces es el total retiro y el aislamiento. Terminamos viviendo una vida muy solitaria y absortos en nosotros mismos. Algunas veces la voluntad propia nos lleva a actuar con la exclusión de cualquier otra consideración más que lo que nosotros queremos. Ignoramos las necesidades y sentimientos de otros. Encañonamos y atropellamos a cualquiera que cuestione nuestro derecho a hacer lo que se nos da la gana. Nos volvemos tornados, rodando a través de la vida de la familia, amigos y aun de los extraños, totalmente inconscientes de camino de destrucción que hemos dejado detrás de nosotros. Si las circunstancias no son de nuestro gusto, tratamos de cambiarlas por cualquier modo que sea necesario para lograr nuestros objetivos. Tratamos de seguir nuestro camino a todo costo. Estamos tan ocupados siguiendo nuestros impulsos agresivamente que perdemos completamente contacto con nuestra consciencia y con un Poder más Alto.. Para trabajar este paso, cada uno de nosotros necesita identificar los modos en los que ha actuado por mi propia voluntad
¿Cómo he actuado mi propia voluntad? Cuales eran mis motivos?
• ¿Cómo ha afectado mi vida el actuar por mi propia voluntad? ¿Cómo ha afectado a otros mi propia voluntad?
Declinar nuestra propia voluntad no significa que no podemos perseguir objetivos o tratar de hacer cambios en nuestra vida y en el mundo. No significa que tenemos que aceptar pasivamente las injusticias hacia nosotros mismos o hacia la gente de quienes somos responsables. Necesitamos diferenciar entre voluntad propia destructiva y acción constructiva.
• Conseguir mis objetivos ¿dañará a alguien? ¿Como?
• En la consecución de lo que yo quiero, ¿es probable que yo termine haciendo algo que me afecte o afecte a otros adversamente? Explique.
• ¿Tendré que comprometer alguno de mis principios para la consecución de esa meta? ( Por ej. ¿Tendré que ser deshonesto? ¿Cruel? ¿Desleal?
Si soy nuevo en el programa y estoy empezando a trabajar el Tercer Paso, voy a terminar preguntándome cuál será la voluntad de Dios para mí, pensando que el paso me pide que descubra esto. Realmente, nosotros no enfocamos nuestra atención formalmente en buscar conocimiento de la voluntad del Poder Superior para nosotros hasta llegar al Paso Once, pero empezamos en el Paso Tres el proceso que nos llevará a eso. La voluntad de Dios para nosotros es algo que gradualmente llegaremos a conocer mientras trabajamos los pasos. En este punto podemos llegar a unas conclusiones muy simples sobre la voluntad de Dios para nosotros
Que nos van a servir bien para el tiempo actual. La voluntad de Dios es que permanezcamos limpios. Es la voluntad de Nuestro Poder superior para nosotros que hagamos cosas que nos ayuden a permanecer limpios, tales como ir a las reuniones y hablar con nuestro padrino regularmente.
• Describa las veces cuando mi voluntad no ha sido suficiente. ( Por ej. : no pude mantenerme en abstinencia por mi propia voluntad)
• ¿Cuál es la diferencia entre mi voluntad y la voluntad de Dios?
En algún punto de nuestra recuperación, podemos encontrar que de alguna manera hemos saltado de tratar de alinear nuestra voluntad con la de un Poder superior a movernos por nuestra propia voluntad. Esto sucede tan lenta y subrepticiamente que apenas podemos notarlo. Parecería como si fuéramos especialmente vulnerables a la voluntad propia cuando las cosas están yendo bien. Cruzamos la delgada línea que divide la honesta y humilde consecución de metas de la subrepticia manipulación y los resultados forzados. Nos encontramos a nosotros mismos yendo un poquito demasiado lejos en una discusión para convencer a alguien que tenemos razón. Nos encontramos a nosotros mismos aferrándonos a algo un poco por demasiado tiempo. Repentinamente nos damos cuenta que no nos hemos puesto en contacto con nuestro padrino por un tiempo. Sentimos una sorda, casi subconsciente incomodidad que nos alertará de este subrepticio salto alejándonos de nuestra recuperación- si escuchamos.
Ha habido veces en mi recuperación cuando me he encontrado a mí mismo subrepticiamente tomando de nuevo mi propia voluntad y mi vida? Que me alertó? Que he hecho yo para recomprometerme con el Tercer Paso?

Dios según nuestra comprensión

Antes de que nos sumerjamos profundamente en el proceso de entregar nuestra voluntad y nuestra vida al cuidado del Dios de nuestra comprensión, deberíamos trabajar en el dejar de lado cualquier creencia negativa o preconcepto improductivo que podamos tener sobre la palabra Dios.
La palabra Dios, o aun el concepto mismo, me hacen sentir incómodo?¿Cuál es la fuente de mi incomodidad?
¿He creído alguna vez que Dios hizo que me ocurrieran cosas horribles o que me estaba castigando? Cuales eran esas cosas?
Nuestro texto básico sugiere que elegimos una concepción de nuestro Poder Superior en la que es mayor que nosotros mismos, es amante y nos cuida. Estas líneas de guía simples pueden incluir tantas comprensiones de Dios como miembros de J.A. haya. Ellas no excluyen a nadie. Si entendemos la palabra “Dios” para significar el Poder del programa, estas líneas de guía se ajustan. Si comprendemos la palabra “ Dios” para significar los principios espirituales del programa, estas líneas de guía se ajustan. Si nosotros comprendemos la palabra “Dios” para significar un Poder personal o ser con el cual nos podemos comunicar, estas líneas se ajustan. Es esencial que empecemos a explorar y desarrollar nuestra comprensión. Nuestro padrino puede ayudar inconmensurablemente en este proceso.
• ¿Cuál es, hoy, mi comprensión de un poder más grande que yo?.
¿Cómo está mi Poder Superior trabajando en mi vida?
Por más importante que sea imaginarse que es para nosotros el Poder Superior, es más importante que desarrollemos una relación con lo que sea que entendemos como nuestro Poder Superior. Podemos hacer esto de diversas formas . Primero, nosotros necesitamos de alguna manera comunicarnos con nuestro poder superior. Algunos de nosotros llaman a esto oración, y otros lo llaman de otra manera. Esta comunicación no tiene que ser formal ni siquiera verbal.
Segundo, necesitamos estar abiertos a la comunicación que parta de nuestro poder Superior. Esto puede ser prestando atención a como nos sentimos, nuestras reacciones, y lo que está ocurriendo dentro y alrededor de nosotros. O podemos tener una rutina personal que nos ayude a conectarnos con un poder mayor que nosotros mismos. Puede ser que nuestro Poder nos ayude a ver lo correcto par hacer a través de nuestros compañeros de J.A.
Tercero, tenemos que permitirnos tener sentimientos acerca del Dios de nuestra comprensión. Nosotros podemos enojarnos. Podemos sentir amor. Podemos sentir temor. Podemos sentirnos agradecidos. Está bien compartir la gama entera de las emociones humanas con nuestro poder superior. Esto nos permite sentirnos más cerca del Poder sobre el cual descansamos y nos ayuda desarrollar confianza en ese Poder.
¿Cómo me comunico con mi Poder superior?
• ¿Cómo se comunica mi Poder Superior conmigo?
Que sentimientos tengo yo sobre mi Poder Superior?
¿Que sentimientos tengo yo sobre mi Poder Superior?
Cuando muchos de nosotros permanecen abstinentes por algún tiempo, trabajamos en desarrollar un sentido de Dios para nosotros mismos. Nuestra creciente comprensión refleja nuestras experiencias. Nosotros maduramos en la comprensión de Dios que nos da paz y serenidad. Confiamos en nuestro Poder Superior y somos optimistas sobre la vida. Nosotros empezamos a sentir que nuestras vidas están tocadas por algo más allá de nuestra comprensión, y estamos contentos y agradecidos que sea así.
Luego algo ocurre que desafía todo lo que creemos sobre nuestro Poder Superior o nos hace también dudar de la existencia de ese Poder. Puede ser una muerte, una injusticia o una pérdida. Sea lo que sea, nos deja sintiendo como si nos hubieran pateado en el estómago.
No podemos comprenderlo.
En momentos como esos son cuando necesitamos nuestro Poder superior más, aunque probablemente nos encontremos instintivamente retirándonos. Nuestra comprensión de un Poder Superior está próxima a sufrir un cambio dramático. Necesitamos mantenernos atados a nuestro Poder Superior, pidiendo por aceptación si no puede ser comprensión. Necesitamos pedir fuerza para seguir. Eventualmente vamos a restablecer nuestra relación con nuestro Poder superior, aunque probablemente en un tono diferente.
• ¿Estoy yo luchando con cambiar creencias sobre la naturaleza de mi Poder Superior? Describa.
• ¿Es mi concepto normal de un Poder Superior todavía útil?
¿Cómo debería ser para cambiar?
Mientras nuestra concepción crece y evoluciona, encontraremos que reaccionamos en forma diferente a lo que sucede en nuestras vidas. Podemos encontrarnos a nosotros mismos capaces de enfrentar valientemente situaciones que generalmente despertaban temor en nuestros corazones. Podemos manejar las frustraciones más graciosamente. Podemos encontrarnos capaces de tomar una pausa y pensar sobre una situación antes de actuar. Vamos probablemente a estar más calmos, menos compulsivos, y más capaces de ver más allá de la inmediatez del momento.

Transfiriendo

El orden en el cual nos preparamos para rendir nuestras vidas y nuestra voluntad al cuidado del Dios de nuestra comprensión es significativa. Muchos de nosotros han encontrado que normalmente seguimos el orden en el paso: Primero damos vuelta nuestra voluntad; después gradualmente damos vuelta nuestras vidas. Parece que es más fácil para nosotros agarrar la naturaleza destructiva de nuestra voluntad propia y ver que debe ser sometida; consecuentemente, es generalmente la primera para irse. Más duro nos es agarrar es la necesidad de entregar nuestras vidas y el proceso de esa rendición.
Para que nos sintamos cómodos permitiendo a nuestro Poder Superior tomar cuidado de nuestras vidas, vamos que tener que desarrollar alguna confianza. Podemos no tener problemas abandonando nuestra adicción, pero querer mantener el control del resto de nuestras vidas. Podemos querer que el Poder Superior cuide nuestra vida de trabajo, pero no nuestras relaciones. Podemos confiar a nuestro Poder Superior el cuidado de nuestra pareja, pero no de nuestros chicos. Podemos confiar a nuestro poder superior nuestra seguridad, pero no nuestras finanzas. Muchos de nosotros tienen problemas con el abandonar completamente. Pensamos que confiamos a nuestro poder ciertas áreas de nuestra mente, pero inmediatamente tomamos de vuelta el control la primera vez que nos asustamos o que las cosas no van de la manera que pensamos que deberían ir. Es necesario que examinemos nuestro progreso en transferir.
¿Que significa para mí “ al cuidado de?”
• ¿Que significa para mí transferir mi voluntad y mi vida al cuidado del Dios de mi comprensión?
• ¿Cómo podría mi vida cambiar si yo tomara la decisión de transferirla al cuidado de Dios?
• ¿Cómo le permito a mi Poder Superior trabajar en mi vida?
• ¿Cómo cuida mi Poder Superior mi voluntad y mi vida?
• ¿Ha habido veces en que he sido incapaz de aflojar las riendas y confiar en que Dios iba a cuidar los resultados de una particular situación? Describa.
• ¿Ha habido veces cuando he sido capaz de abandonar las riendas y confiar a Dios el resultado? Describa.
Para transferir nuestras vidas y nuestra voluntad al cuidado de nuestro Poder Superior, debemos tomar alguna clase de acción. Muchos de nosotros encuentran que resulta mejor para nosotros hacer alguna declaración formal sobre una base normal. Podemos querer usar la siguiente cita de nuestro texto básico: “Toma mi vida y mi voluntad. Guíame en mi recuperación. Muéstrame como vivir.” Esto parece captar la esencia del Paso Tres para muchos de nosotros A pesar de ello, nos podemos sentir libres para encontrar nuestras propias palabras, o encontrar un modo más informal de tomar acción. Muchos de nosotros creen que cada día que nos abstenemos de apostar, o tomamos sugestiones de nuestro padrino, estamos tomando acciones prácticas sobre nuestra decisión parra transferir nuestra voluntad y vida al cuidado de nuestro Poder Superior.
¿Cómo tomo la acción para transferir?.
¿Hay algunas palabras que diga habitualmente? ¿Cuales son ellas?

Principios espirituales

Al considerar os principios espirituales intrínsecos al Paso Tres, vamos a enfocar primero la rendición y la voluntariedad. Luego veremos como la esperanza se transforma en Fe y confianza. Finalmente veremos como el principio de compromiso fluye al Tercer Paso.
Practicar el principio de rendición es fácil para nosotros cuando todo va como nos gustaría que fuese. Realmente cuando las cosas van suavemente, es más probable que seamos acunados en una creencia de que nosotros estamos a cargo, lo cual no requiere demasiada “rendición.” Mantener el principio de rendición al cuidado del Dios de nuestra comprensión vivo en nuestros espíritus es esencial, aun cuando las cosas van bien.
• ¿Que estoy haciendo para reforzar mi decisión de permitir a mi Poder Superior que cuide mi voluntad y mi vida?
• ¿Que me permite el Tercer Paso construir en la rendición que he desarrollado en los pasos Uno y Dos?
Nosotros generalmente sentimos más voluntad inmediatamente después de una rendición.
La voluntariedad viene a menudo en el despertar de la desesperación o en una lucha por el control.
Podemos practicar el principio de voluntariedad antes de que se vuelva necesario y posiblemente nos salve esto de algún dolor.
• ¿De que modos he demostrado voluntariedad en mi recuperación hasta ahora?
• ¿Estoy peleando alguna cosa en mi recuperación? ¿Que pienso que sucedería si tuviera la voluntad de dejar que mi recuperación prevaleciera en esa área de mi vida?
Hay una progresión espiritual desde la esperanza a la fe para confiar en el tercer Paso. Cuando empezamos el Paso Tres, llevamos con nosotros el sentido de esperanza que nació en nosotros mientras trabajábamos el Paso Dos. La esperanza brota del conocimiento que nuestra vida está llena de posibilidades –no hay duras certezas aún, sólo los primeros susurros de anticipación de que simplemente podemos ser capaces de llevar a cabo los deseos más profundos de nuestro corazón. Dejar las dudas desvanecerse mientras la esperanza se vuelve Fé. La fe nos propulsa hacia delante en la acción, nosotros realmente hacemos el trabajo que aquellos en los que tenemos fe nos dicen que es necesario que hagamos para conseguir lo que queremos. En el Tercer Paso, la fe nos da la capacidad de realmente tomar una decisión y de llevar esa decisión a la acción.
La confianza entra en juego después que la fe ha sido aplicada. Nosotros probablemente hemos hecho progresos significativos hacia la consecución de nuestras metas; ahora tenemos evidencia de que podemos influir el curso de nuestras vidas a través de tomar acciones positivas.
• ¿Cómo se han vuelto, la esperanza, la fe y la confianza fuerzas positivas en mi vida?
• ¿Que próxima acción tengo que tomar para aplicar los principios de esperanza, fe y confianza en mi recuperación?
El principio de compromiso es la culminación del proceso espiritual del Paso Tres. Este paso trata sobre tomar la decisión de “transferir”, una y otra vez, aun cuando nuestra decisión no parece estar teniendo ningún efecto positivo. Nosotros podemos practicar el principio espiritual del compromiso reafirmando nuestra decisión sobre una base normal y continuar por llevar adelante la acción que da a nuestra decisión substancia y significación- por ejemplo trabajando el resto de los pasos.
• ¿Que he hecho recientemente que demuestra mi compromiso en recuperarme y en trabajar un programa? (Por ej. : ¿ He tomado una posición de servido en J.A.? He estado de acuerdo en hacer de padrino de otro adicto en recuperación? ¿He continuado yendo a las reuniones sin importar como me sentía en ellas? ¿He continuado trabajando con mi padrino aun después que él o ella me dijeron una verdad que no me agradaba o me dieron una indicación que no quería seguir? ¿Seguí yo esa directiva?)

Siguiendo adelante

Mientras nos alistamos para seguir con el Paso Cuatro, vamos a querer echar una mirada a lo que hemos aprendido e incorporado para mi bien trabajando el Paso Tres. Escribir sobre nuestra comprensión de cada paso cuando nos preparamos para seguir, nos ayuda a internalizar los principios espirituales conectados con él.
• ¿Tengo alguna reserva sobre mi decisión de transferir mi voluntad y mi vida al cuidado de Dios?
¿Siento que estoy ahora listo para transferirla?
¿Cómo me ayudó mi rendición del Primer Paso en el Tercero?
• ¿Que acción planeo tomar para seguir adelante con mi decisión?
¿Cómo se concilia con esto el trabajar los pasos restantes?
Rematamos nuestro trabajo en el Tercer Paso con un aumento en nuestro nivel de libertad. Si hemos completado este paso, estamos profundamente aliviados al darnos cuenta que el mundo seguirá muy bien sin nuestra intervención. La responsabilidad de llevar todo adelante es un peso demasiado grande, y estamos felices de declinarlo. Nos podemos sentir confortados por el hecho de que un Dios amante está cuidando nuestra voluntad y nuestra vida, dejándonos saber de un modo tenue que el camino en el que estamos es el correcto.
Hemos visto nuestras viejas ideas por lo que ellas eran, y estamos deseando abandonarlas y permitir que ocurra el cambio en nuestras vidas.
Aun más, podemos encontrar que estamos deseando tomar algunos riesgos, lo que nunca tuvimos el coraje de hacer antes. Porque estamos seguros con la convicción de que un Poder Superior nos cuida.
Alguna gente toma una pausa antes de tomar decisiones mayores y se aferran a su propia espiritualidad. Nosotros miramos a la fuente de nuestra fuerza, invitamos a nuestro Poder Superior a trabajar en nuestras vidas, y seguimos adelante una vez que estamos seguros de que estamos en la senda correcta.
Ahora necesitamos dar otro paso en el camino de la recuperación, un paso que hace a la decisión del Paso Tres real. Es el momento de que hagamos un inventario moral de nosotros mismos buscando sin temor.

UN SALUDO
TODO PROBLEMA TIENE SOLUCION
TU FUTURO NO ES UN JUEGO DE AZAR
avatar
J.G.M.
Cooperante

Masculino
Edad Edad : 58
Desde Desde : JEREZ DE LA FRONTERA
Inscripción Inscripción : 28/04/2009
Mensajes Mensajes : 9740
Puntos Puntos : 10669

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: TERCER PASO DE RECUPERACION (REFLEXIONES)

Mensaje por J.G.M. el Lun 18 Mayo 2015, 17:51

Tercer Paso

"Decidimos poner nuestras voluntades y nuestras vidas
al cuidado de Dios, como nosotros lo concebimos."

Yo estaba en una de mis reuniones, cuando de repente me di cuenta de que la palabra clave en este paso es...
Cuidado.
Así que lo busqué.
Ante todo, la palabra no tiene vergüenza en sí misma.
No hay control, servidumbre, o cualquier otra forma de denigración, humillación o degradación implícita en esa palabra.
Pero yo había elegido inferir que sí existía.
Ahora me doy cuenta de que yo estaba reacio.

Pensamiento para reflexionar. . .

Las escalas del orgullo y los prejuicios cayeron de mis ojos.
avatar
J.G.M.
Cooperante

Masculino
Edad Edad : 58
Desde Desde : JEREZ DE LA FRONTERA
Inscripción Inscripción : 28/04/2009
Mensajes Mensajes : 9740
Puntos Puntos : 10669

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: TERCER PASO DE RECUPERACION (REFLEXIONES)

Mensaje por J.G.M. el Mar 19 Mayo 2015, 10:52

Tercer Paso

Decidimos poner nuestras voluntades y nuestras vidas
al cuidado de Dios, como nosotros lo concebimos. . .

Los Doce Pasos, un manuscrito para la vida racional.
avatar
J.G.M.
Cooperante

Masculino
Edad Edad : 58
Desde Desde : JEREZ DE LA FRONTERA
Inscripción Inscripción : 28/04/2009
Mensajes Mensajes : 9740
Puntos Puntos : 10669

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: TERCER PASO DE RECUPERACION (REFLEXIONES)

Mensaje por J.G.M. el Sáb 30 Mayo 2015, 13:18

UN PASO MÁS Paso 3

Decidimos poner nuestra voluntad y nuestras vidas al cuidado de Dios tal como nosotros lo concebimos.

Esta Enfermedad es Espiritual.
Reconozco que mi Poder Superior me manda mensajes. He creído en un poder Superior la mayor parte de mi vida y he tratado de ser digno de su guía y obedecerla. Pero hasta llegar a JA, no admití que estaba bloqueando los mensajes relacionados con mis compulsiones de apostar compulsivamente.
Ahora empiezo mi día entrando en un tono espiritual con mi compulsion.
Lecturas de JA y escribir me ayudan a recordar la miseria de la compulsión, y la paz de la rendición y la abstinencia. Me ayudan a enderezar mi cabeza, a ser humilde, y a darme cuenta de que una vida mejor me está esperando cuando rindo mi voluntad ante la de Dios.
Ahora recibo mensajes diarios sobre mis compulsiones (tengo varias gastar en tecnología ), pequeños consejos y advertencias para ayudarme a mantenerme abstinente.
Es como tener un entrenador particular siempre conmigo, gratis. Por ejemplo, cuando hace poco estaba de vacaciones, era la única persona que no se acercaba a las salas de juego. Empecé a sentirme extraña y a sentir pena de mi misma, que es un lugar donde no puedo permitir a mi mente que vaya. De pronto la idea me vino: “simplemente discúlpate y ve a dar un paseo”. Lo hice e inmediatamente me sentí bien y feliz por mi abstinencia. Disfruté mirando las tiendas y ya no me sentí privada.
Mi Poder Superior me ha ayudado a darme cuenta de cómo esta enfermedad es espiritual a la vez que física. Me ha dicho que tengo que usar las herramientas todos los días para mantener mis pensamientos correctos. El me ha ayudado a comprender que mi mente clara no es estable, sino que necesita ser reorientada y reforzada cada día. Me ha mostrado que no me puedo permitir detenerme en algunos pensamientos. Cuando aparecen, tengo que reemplazarlos inmediatamente con otros pensamientos y actividades. (Si no practico mi enfermedad en mi cabeza, no lo haré poniendome a apostar compulsivamente).
Como se dice en los Doce y Doce de JA: “cuando renunciamos a la propia voluntad en lo que se refiere a la apuesta y entregamos completamente nuestras vidas a nuestro Poder Superior, recibimos toda clase de guía”. Cuido como un tesoro esa guía y la libertad de la obsesión que mi Poder Superior me está dando. El está haciendo por mi lo que yo no podría hacer por mi misma.
avatar
J.G.M.
Cooperante

Masculino
Edad Edad : 58
Desde Desde : JEREZ DE LA FRONTERA
Inscripción Inscripción : 28/04/2009
Mensajes Mensajes : 9740
Puntos Puntos : 10669

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.