Buscar
 
 

Resultados por:
 


Rechercher Búsqueda avanzada

Últimos temas
» SOLO POR HOY
Hoy a las 16:19 por J.G.M.

» PENSAMIENTOS DE A.A.
Hoy a las 16:13 por J.G.M.

» PENSAMIENTOS
Hoy a las 16:09 por J.G.M.

» REFLEXIONES DE J.A.
Hoy a las 13:53 por J.G.M.

» J.A. PENSAMIENTOS
Hoy a las 13:44 por J.G.M.

» PENSAMIENTOS DE UN JUGADOR
Hoy a las 13:36 por J.G.M.

SOLO POR HOY

Vie 3 Ago 2012 - 14:05 por J.G.M.



Las pequeñas privaciones se soportan fácilmente, cuando se trata mejor al corazón que al cuerpo.
Las comodidades de las posesiones mate¬riales no compensan el empobrecimiento emocional y espiritual.
Siendo un producto de esta sociedad me digo a mi mismo que si tuviera esto o aquello me …

[ Lectura completa ]

Comentarios: 431

PENSAMIENTOS

Vie 15 Mayo 2009 - 12:22 por J.G.M.

POR DIFICIL QUE SEA UN AMOR VERDADERO, MAS DIFICIL AUN ES UN AMIGO VERDADERO.

UN SALUDO
TODO PROBLEMA TIENE SOLUCION
TU FUTURO NO ES UN JUEGO DE AZAR

Comentarios: 699

REFLEXIONES DE J.A.

Vie 3 Ago 2012 - 14:03 por J.G.M.

Ahora que me respaldo en las sugerencias de mis hermanos en el Programa de Jugadores Anónimos -honestidad, mente abierta, voluntad- veo las cosas bajo una nueva luz. De maneras que no predije y tampoco esperé. He llegado a ver las cosas diferentes a como las veía. Me siento bien la mayor parte …

[ Lectura completa ]

Comentarios: 667

J.A. PENSAMIENTOS

Vie 3 Ago 2012 - 14:13 por J.G.M.

Cuando lleguemos al final de nuestras vidas en la tierra,
no nos llevaremos ninguna cosa material con nosotros.
No vamos a tener un centavo en nuestras frías y muertas manos.
Las únicas cosas que nos podemos llevar,
son las cosas que hemos dado.
Si hemos ayudado a otros,
podemos llevarlo con …

[ Lectura completa ]

Comentarios: 739

PENSAMIENTOS DE UN JUGADOR

Vie 29 Mar 2013 - 13:36 por J.G.M.

Cuan solo se encuentra el jugador en su etapa activa, su mundo se basa solo y exclusivamente en el, en el juego y en el dinero. No existe otra cosa más en su vida todo gira alrededor del mundillo del juego, ya sea en máquinas, casinos o por internet, para el jugador no existe más mundo que ese.


[ Lectura completa ]

Comentarios: 188

VOCES DE RECUPERACION

Vie 3 Ago 2012 - 14:10 por J.G.M.

"Tu compromiso con la abstinencia de jugar compulsivamente en exceso es lo más importante en tu vida sin excepción!"
— Antes de realizar tu primera apuesta por puqueña que sea recuerda
Leía el primer párrafo de este folleto cada mañana para recordar mis prioridades.
La abstinencia es más …

[ Lectura completa ]

Comentarios: 367

CARTA A MI PADRE

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

CARTA A MI PADRE

Mensaje por J.G.M. el Vie 9 Mar 2012 - 16:53

Carta a mi padre

Querido papá:

Voy a tratar de poner mis pensamientos en orden escribiendo esta carta aunque aún no tengo claro lo que haré con ella. De momento creo que va a ser un buen ejercicio para mi ir colocando en orden aquello que siento, porque, fundamentalmente voy a hablar de mis sentimientos. Es posible que confunda o haya confundido los hechos o las intenciones que provocan estos sentimientos, pero para resolver eso existe la comunicación. Lo que es indudable es que todo lo que sigue a continuación refleja mis sentimientos y sobre lo que siento no hay equívocos.

Voy a empezar contando una historia… que dice que se encuentran dos padres y comentan:
- ¿Qué tal en casa?
Y el otro le contesta:
- ¡Pues hay qué ver! El c..... de mi hijo se ha pasado toda la noche haciendo ruidos, dando vueltas y tosiendo sin parar. Ha estado tosiendo tan fuerte que al final ha puesto la cama perdida de vómitos y sangre. Fíjate que no hemos pegado ojo en toda la noche y ahora, por culpa del imbécil este, tenemos que lavar todas las sábanas. ¡Menudo gilipollas! ¡Nos tiene más que hartos!

Bueno, este comentario, aunque es bastante desagradable y demuestra un alto punto de intolerancia por parte de ese padre ficticio, se torna inaceptable, inmoral o como lo quieras llamar si resulta que el hijo padece de tuberculosis.

Pues así de desprotegido, indefenso, confundido y perdido me he sentido yo durante la mayor parte de mi vida, sin saber lo que me pasaba ni por qué me pasaba. Sin encontrar ninguna respuesta cuando trataba de acercarme. Porque tú eres de esa clase de personas que cuanto más las quieres más te rechazan o, por lo menos lo has sido conmigo. No recuerdo ni un abrazo, ni un “te quiero” tuyo con sentimiento en toda mi vida. Ni siquiera recuerdo que nos consoláramos con un gesto profundo cuando murió mamá. Es posible que seas de esa clase de personas a las que los gestos afectivos no impresionan o conmueven. Sé que eres sensible porque te conozco y te recuerdo llorando con alguna serie sensiblera de televisión. Así que por eso no debe ser; seguramente será por algo que viene de más atrás y de lo que, desde luego, no soy responsable. Yo, por mi parte, siempre he sido cariñoso y sensiblero y me han hecho falta esos gestos para querer y para sentirme querido. Los he echado en falta siempre.

Y ya que estamos hablando de responsabilidades he de decir que ahora tengo claro que nunca fui responsable de estar enfermo. Nunca hice nada por herir a nadie. Bastante mal herido estuve durante años, lamiendo a solas las heridas que, poco a poco, dejé de compartir. Evidentemente esta enfermedad te aleja de todos y el precio que se paga por estar enfermo es muy alto ya que tu propia familia te acaba rechazando y por más que hagas eso no cambia, empeora en todo caso, con el paso de los años. Ahora que tengo todo mi pasado en orden sé que no soy el culpable de nada pero me hago responsable de mis actos, por supuesto, y he pagado, pago y seguiré pagando las consecuencias de algo que no elegí.

Quiero que sepas que ya no acepto que sigas culpándome de todos los males de la familia. Lo que tenemos es lo que somos y lo somos todos pero, para nada es culpa mía que nuestras relaciones estén deterioradas o sean distantes. Nunca fuimos entrenados para ser una pandilla. Ni mis hermanos son amigos míos ni yo soy amigo de mis hermanos. Así es ahora y así lo acepto. Esto no significa que no nos queramos y que no podamos mejorar lo que tenemos. Nunca he dicho eso, pero cuando digo que yo no formo parte de sus vidas pongo pruebas encima de la mesa. ¿He de aceptar que mis hermanos pasen por delante de la puerta de mi casa y no se detengan ni 20 segundos para decirme hola por telefonillo? Pues claro que lo acepto, pero duele. Si desde tu punto de vista yo soy el culpable de eso, desde luego que pago por el pecado, pero repito que no soy el culpable de nada porque nunca hice nada para merecer ese desprecio. ¿Acaso uno coge tuberculosis para fastidiar a los demás? ¿Qué culpa tiene el enfermo de serlo?

“Los pecados no se pueden deshacer, sólo se pueden perdonar” y después de más de 800 horas de terapia en grupo y algunos miles de horas más por mi cuenta y tras más de 3 años y medio sobrio, me he perdonado y os he perdonado, porque, aunque no quieras admitirlo, habéis formado parte de mi vida todo el tiempo. Así que alguna responsabilidad también tendréis en este asunto. Utilizo la palabra ‘responsabilidad’ correctamente porque para mí sólo hay un culpable y se llama alcohol.

Una de las cosas más difíciles de manejar para mi es que siempre has aparecido con tu propio veredicto de culpabilidad y has obrado en consecuencia a esa creencia. Por tanto ha sido inútil para mi tratar de dar ninguna explicación, ni antes ni tampoco ahora porque, para ti, yo soy culpable y tu me tratas como si así fuera.

Voy a abrir un paréntesis aquí para recordar que estoy hablando de mis sentimientos. Lo que siento ante determinadas actitudes que he podido malinterpretar pero que, desgraciadamente me hacen sentir todo esto que estoy contando. Es importante que quede claro que lo que aquí se refleja no son reproches ni rencores, sino las percepciones de las vivencias que me han hecho o me hacen sentir así. Ya he dicho que sé perfectamente quién o qué es el culpable.

Hay algunas cosas que, en ocasiones, se vuelven contra mí. Una de ellas es que tengo una memoria prodigiosa y puedo recordar pequeños detalles, expresiones, comentarios e incluso la manera en que se dijeron, en muchos acontecimientos de mi vida. Por eso cuando no recuerdo alguna cosa que podría ser importante tengo que pensar que no sucedió o que pasó de una manera poco importante para mi. Por ejemplo recuerdo cosas del colegio de Bilbao. Recuerdo un partido de fútbol donde un montón de enanos jugamos con Iríbar y Rojo del At. de Bilbao, que eran exalumnos. Recuerdo que en mi cumpleaños un profesor me pegó con la regla en el culo porque estaba haciendo el tonto con un compañero y que me había metido rotuladores en los bolsillos, que se rompieron y se me puso el pantalón perdido de tinta. Sin embargo apenas tengo recuerdos de mi primera comunión. Sé que llevaba un pantalón corto gris y muy poco más. No recuerdo el banquete, ni los regalos y muy poco del restaurante donde lo hicimos. En concreto de una escaleras pequeñas que había en una especie de entrada trasera. Recuerdo cuando me caí de la bici en el club y tuvimos que ir al hospital… incluso recuerdo las luces de las farolas pasando por la ventanilla del coche y a ti tocando el claxon como si fuéramos una ambulancia. Recuerdo Sopelana, a Javier Guerbenzu (no sé si lo he escrito bien) y un caserío donde íbamos a comer pollo con champiñones… Recuerdo muchas cosas. Sin embargo no recuerdo ni una sola vez en la que te hayas sentido orgulloso de mí en mi presencia. Sé que alguna vez has presumido de hijo, pero nunca conmigo delante o, por lo menos, yo no lo recuerdo. Supongo que eso hizo que yo tampoco me sintiera orgulloso de mí y que nada de lo que conseguía me satisficiera. Ni lo bueno ni lo malo. Estaba perdido y necesitaba buscarme. Al fin hice lo que tenía que hacer: curarme y aceptar las consecuencias. No hubiese estado mal que me quisieras por lo que soy, que no estoy tan mal. Soy inteligente, emprendedor, valiente, loco, ilusionado, con unas ganas de amar tremendas (alguna se alegrará de conocerme ya curadito), con imaginación… y que no me hicieras sentir desgraciado por lo que tú querías que fuera y no era o por lo malo y cruel en que me había convertido, porque siempre he tenido la sensación de ser una mala persona. ¿Cómo podría quererme a mi mismo?

Afortunadamente todo eso ya está arreglado y me importa menos. Debería no afectarme nada, según mi psicóloga, pero no soy de piedra y me sigue importando. Mi pasado está en orden y me levanto feliz, siendo quien soy, todos los días. Los problemas de la vida los voy solucionando como mejor se me ocurre y si tengo que pedir ayuda sé a quien acudir. Me siento orgulloso de lo que he hecho y si lamento algo es no haberlo hecho antes. Por eso mis pensamientos están en el futuro. Mirar atrás ya no me sirve de nada porque reprochar o lamentarse de algo que se hizo o no se hizo es una pérdida de tiempo que no va a resolver o cambiar nada. Por eso he de decirte que estoy cansado de sentirme juzgado y declarado culpable constantemente y que nuestra relación está en ese punto en el que no sé si queda algo más por decir. Todo esto no significa, en absoluto, que no te quiera.

¿Acaso piensas que haciéndome sentir culpable tengo que actuar como tu quieras? ¿Crees que mi pasado debería estar siempre presente para que saques beneficio? Eso se llama chantaje y ya no lo admito, porque, te repito que no soy culpable de haber estado enfermo ni te debo nada por ello y me duele que me trates (o que yo me sienta tratado) como si así fuera. Ya no tengo que compensar nada; por el contrario, me he ganado mi propio respeto y un sitio en la sociedad donde quiero estar.

Otra de las cosas que, a veces, se vuelve en mi contra es lo sensible y lo sentimental que soy. En ocasiones creo que hay cosas que me afectan más que a los demás. Trato de aprender e intentar que no me afecten demasiado, pero es algo que está en mí y tampoco quiero que desaparezca ya que la sensibilidad es una de mis grandes herramientas en el arte. Pero no quiero hablar de mi arte; no es importante ahora. Quiero hablar de que mis sentimientos familiares se ven afectados por ese factor sentimental mío. Me explico: Al no haber creado una familia propia no tengo que depositar mi amor en esos hijos que no tengo o en esa esposa que no existe. Por tanto para mi es importante sentirme amado por esa familia que sí tengo y que es de la que provengo. Por eso me he decidido a escribir todo esto, porque si no sabes lo que siento no tienes información para comprenderme y creo que es mi obligación y mi responsabilidad contarte esto y que luego decidas lo que tú quieras.

Hablar de mi pasado ya no me supone nada especial pero si necesitáis hablar de algo concreto, mis puertas están abiertas. Hablar no significa reprochar ni echar las culpas de nada porque si lo hacemos mal acabaremos haciéndonos daño y si yo he sido capaz de ordenar mi pasado y perdonarme estoy seguro que vosotros podéis hacer lo mismo con el vuestro y si sirve de algo mi ayuda, podéis contar con ella, como siempre ha sido. No te pido que hagas nada ya que no soy nadie para decirte lo que tienes que hacer, pero si quiero que sepas que mientras no me respetes y me trates con soberbia, haciéndome sentir que estoy en deuda o que estarías mejor si no me hubieses dado ‘tanto’, tampoco yo haré mucho más. Que no suene a amenaza porque no lo es. Creo que hay un futuro precioso esperando y deberíamos ser capaces de alcanzarlo.

"Amar es no reprochar lo que das y valorar lo que recibes".
JAVIER

UN SALUDO
TODO PROBLEMA TIENE SOLUCION
TU FUTURO NO ES UN JUEGO DE AZAR

J.G.M.
Cooperante

Masculino
Edad Edad: 55
Desde Desde: JEREZ DE LA FRONTERA
Inscripción Inscripción: 28/04/2009
Mensajes Mensajes: 7649
Puntos Puntos: 8533

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.