Buscar
 
 

Resultados por:
 

 


Rechercher Búsqueda avanzada

Últimos temas
Ludópata a punto de perderlo todo que cree que esta perfectamente

Vie 15 Dic 2017, 22:37 por Azucar25

Hola, mi pareja es ludópata. Pasa mas de.8h al dia.en el casino, cuando esta en casa solo esta mirando el móvil viendo los partidos que hay, las cuotas, los puntos... todo eso. No puedo tener ni 50cnt en mi monedero porque me lo roba así que si quiero tener dinero suelto tengo que tenerlo o …

[ Lectura completa ]

Comentarios: 0

este pozo es mas profundo que lo que creia

Mar 12 Dic 2017, 18:37 por nikolas

holoa buenas soy nuevo es el foro , queria saludar primero y comentarles que e perdido todo lo que tenia asta mi amor .
pense en suicidarme pero la verdad la vida es muy hermosa. ya no puedo mas nunca queria entrar en estos foro porque pense que no lo nesesitaba, pero hoy me encuentro casi en la …

[ Lectura completa ]

Comentarios: 1

Tocando fondo

Dom 12 Nov 2017, 10:45 por Mario1983

Hola buenas como ya e dicho el nombre del post e tocado fondo, siempre me han gustado los juegos de azar e pasado por tragaperras,bingos online,pero lo que me a enganchado han sido las apuestas deportivas empezé como todos con 1€ 5€ y así de esto hace unos 5 años,ahora mi sueldo es para …

[ Lectura completa ]

Comentarios: 7

ASOCIACIONES DE AUTOAYUDA LIMA PERU

Lun 03 Nov 2014, 22:34 por Peter610

Estimados. Soy un joven de 24 años que lamentablemente se ha vuelto inmerso en este mundo de la ludopatía. Actualmente tengo deudas que no puedo costear, y estoy empezando a perder la confianza de mis amigos y familiares quienes me prestaron dinero. A pesar de mis problemas sigo estudiando y …

[ Lectura completa ]

Comentarios: 10

Quiero ser yo, no el fruto de una adiccion

Vie 01 Dic 2017, 21:49 por HDavis

Buenas noches, como muchos seguro, esto es
lo más duro que he pasado en mi vida.
Tengo 28 años, soy de Lanzarote, Islas
Canarias y para mi desgracia caí en el
juego a los 16 años, no he hecho un
cálculo real de lo que he perdido
económicamente en este tiempo, pero
aproximadamente …

[ Lectura completa ]

Comentarios: 4

HACERNOS AMIGOS DE LA SOLEDAD

Lun 30 Abr 2012, 18:12 por J.G.M.

HACERNOS AMIGOS DE LA SOLEDAD

Leyendo ayer un artículo, del psicólogo Josu Cabodevilla, me encontré con esta frase: “…nadie puede amar, creer, sufrir o morir en nuestro lugar”.
Esta frase ha despertado en mí una emoción honda.
Lo fundamental de la vida lo hacemos solos, aunque …

[ Lectura completa ]

Comentarios: 1

EL ESTADO Y LA LUDOPATIA

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

EL ESTADO Y LA LUDOPATIA

Mensaje por J.G.M. el Miér 06 Jul 2011, 14:36

ARTICULO SALIDO EN EL DIARIO EL PAIS, EL MAS IMPORTANTE DE URUGUAY EL 28 DE MARZO DEL 2010
Date: Sun, 28 Mar 2010 09:24:14 -0300


Domingo

El estado y la ludopatía
Cuando jugar no divierte
La Dirección de Casinos y la Udelar llevan adelante una clínica que atiende jugadores compulsivos. Es la primera iniciativa oficial contra esta patología. Hoy hay 30 personas atendidas y otras 80 en lista de espera. Al mismo tiempo, cada vez se apuesta más y se siguen licitando salas de juego.


LEONEL GARCÍA
Inmadurez. Sueños de grandeza gracias a una fortuna que el azar promete pero jamás cumple. Mentiras. Deudas cuantiosas. Pérdidas patrimoniales, familiares, de dignidad y hasta deseos de morir por culpa de su compulsión a dejar plata y vida en paños y slots. Hay conceptos, aspectos biográficos y sensaciones que se repiten en los testimonios de Jorge (59), Matías (50) y Omar (58). Los tres forman parte de Jugadores Anónimos (JJAA). Los tres disfrutan hoy de sus años de abstinencia y de sus nuevas oportunidades atentos a no sufrir una recaída. Sus dosis semanales de grupo de autoayuda son fundamentales para seguir en el "buen camino". Saben que pisar de vuelta un casino será su perdición.
Según estudios internacionales, aproximadamente un 2% de los jugadores tienen un comportamiento compulsivo. Un porcentaje mayor -variable, aunque algunos lo sitúan hasta en un 10%- es considerado de conducta "problemática", sin llegar al caso extremo. A ellos les está vedado ese mundo que los spots publicitarios y las promociones muestran ligado al éxito, la diversión y la felicidad.
La Dirección General de Casinos está impulsando desde septiembre, junto con la Universidad de la República (Udelar), un Centro de Atención a Ludópatas en el primer piso del Hospital de Clínicas. Se trata de la primera experiencia con promoción y financiación estatal para combatir el juego adictivo y promover el juego responsable, señala Luis Gama, asesor de Casinos y uno de los ideólogos de la iniciativa, aún en su etapa inicial. "Es el primer paso que tuvimos que dar, por algún lado teníamos que iniciar el camino".
Anuncios Google


Programa DI QUE SI
Ayuda y Tratamiento de Adicciones Córdoba - Argentina
www.diquesi.net


Salga de la Depresión
Tratamiento en Uruguay con Médicos Especialistas en Depresión.
www.fundacioncazabajones.org


Viajes a Orlando USA
Registrese y reciba unas vacaciones 6 Dias 5 noches en el mundo magico
www.magicalworldorlando.com
Mientras tanto, cada vez se juega más. En el último año, las apuestas en los casinos bajo la órbita estatal crecieron un 11,4%. De 41.212 millones de pesos en 2008 se aumentó a $ 45.912,7 millones en 2009.
el centro. La parte clínica está a cargo del psiquiatra y docente Oscar Coll, profesional con más de veinte años de experiencia en la ludopatía y otro de los actores fundamentales para que este proyecto cristalizara. Para el experto, la elección del Clínicas se basa en que el Hospital Universitario, como organismo autónomo, garantiza libertad en el tratamiento a los pacientes, "al ser totalmente independiente de los poderes políticos y económicos que rodean al juego". Además, agrega, es el lugar ideal para confeccionar un registro epidemiológico que permita conocer el alcance de este flagelo a nivel nacional. El tratamiento es gratuito, voluntario y se puede acceder a él a través del teléfono 0800-8631.
De acuerdo con Coll, tras ser entrevistados hoy hay 30 pacientes atendidos en dos grupos que se reúnen una vez a la semana, 60 familiares de adictos que también reciben una atención similar y 80 inscriptos en lista de espera. Veinticinco de estos últimos -también luego de una entrevista previa- serán parte de dos nuevos grupos de terapia que se formarán en los próximos 15 días. "Un objetivo nuestro es trabajar a tiempo real, que la persona llame y ya pueda ser atendida, sin que quede en lista de espera y derivarlo a un tratamiento grupal, o si lo requiere, individual", añade. Esta última posibilidad está prevista para una siguiente etapa.
Efectivamente, este es un primer paso. Los recursos humanos y financieros ponen un techo. Según el convenio firmado por Casinos y la Udelar, el primero abona al segundo $ 15.000 para refaccionar el local de atención y $ 63.000 pesos mensuales, reajustables por IPC, para abonar los sueldos de los técnicos responsables. Hasta ahora son tres los profesionales trabajando en ese centro. Gama afirma que se está buscando la incorporación de dos más. Coll señala que además se apela a lo que llama "reservas": médicos graduados especializados en psicoterapia hospitalaria. Todo en pos de acercarse al "tiempo real" de la demanda.
En números absolutos, Coll estima que la ludopatía es padecida por unos 10.000 uruguayos. Las personas atendidas en este centro solo son la punta de un iceberg. "Esta es una experiencia muy nueva", repite Gama. "No sabíamos la demanda que íbamos a tener. Lo que sí era claro es que el Estado no podía quedarse de brazos cruzados. Si la demanda crece, se atenderá", afirma el asesor.
luz, ruido, plata. De tener un buen empleo en una empresa financiera, Omar pasó a vivir de "changas" en un taxi. También perdió un apartamento en Pocitos. Su vida se volvió ingobernable y sufrió varias separaciones con su esposa quien, a su vez, se volvió "co-adicta": una compradora compulsiva. "Tal vez fue por revancha". La última vez que entró a un Casino fue en 2004. "Terminé jugando tres días seguidos. Pensé que el corazón se me salía por la garganta. El ruido me estaba matando".
El doctor Coll sostiene que las "maquinitas", cuyo boom data de los `90, tiene una influencia directa sobre la patología. "Las `lucecitas` y los `ruiditos` ayudan a crear la adicción. Son dos de los elementos que más les cuesta a los pacientes durante la abstinencia: los extrañan. Hay una relación incuestionable: a más slots, más ludópatas. Otra: a más inmediato el premio, más poder adictivo del juego". Los slots son responsables de ocho de cada diez consultas al centro del Clínicas.
También los slots han cambiado el perfil del jugador compulsivo. Antes los hombres en el entorno de los 40 años y de clase media o media-alta eran la mayoría. "Hoy el 80% de las llamadas que recibimos son de mujeres", afirma Coll. Además, la adicción ya no respeta edades ni condición social.
La Dirección de Casinos tiene hoy 2.175 slots en sus locales y otros 2.516 en aquellas en asociación con privados. Paralelamente a este programa, la página web del organismo informa de la apertura de una licitación -prorrogada para el 25 de junio- para incorporar salas de juego al sistema mixto en Melo, Atlántida, Piriápolis, Treinta y Tres, Minas, Tacuarembó y La Paloma. Gama se ataja: "No es que por un lado atendamos ludópatas y por otro agreguemos más salas. Lo que hacemos es llamar a licitación para que la inversión la haga el privado y compartir las ganancias. Queremos las mismas salas ya existentes pero con mejores máquinas, mejor infraestructura". En 2008, el 68,2% de las apuestas vinieron de los emprendimientos mixtos; en 2009, ese porcentaje fue del 70,2.
Gama dice que cada slot cuesta entre 18 mil y 20 mil dólares. Aproximadamente 1.500 de estos tienen que ser repuestos cada dos años. Esa es una inversión de US$ 30 millones.
Los slots, coinciden Coll y los miembros de la comunidad de jugadores anónimos consultados, tienen directa relación sobre el avance de la adicción. En 2008 y 2009 significaron el 95,4% de las apuestas realizadas en las salas bajo la órbita de Casinos del Estado. Estas son todas las del país salvo el Parque Hotel, municipal, y el Conrad, el único 100% privado.
El programa estatal contra la ludopatía tiene otras aristas. En breve se colocará nueva folletería y cartelería en las salas promoviendo el juego responsable. Esta es financiada por los socios privados del organismo. Hoy un ludópata debe darse cuenta por sí mismo del problema.
En las salas hay disponible un formulario de autoexclusión que, hasta el momento, solo fue presentado por 15 personas a la Dirección de Casinos. Se pretende que la nueva folletería, que incluye el teléfono del centro del Clínicas, sea entregada a los visitantes que demuestren algún comportamiento patológico por los propios funcionarios del organismo. "Ellos son los más indicados para detectar a uno y acercarles el volante", afirma Gama. Esa, dice, es otra difícil tarea a encarar.
"Estamos trabajando con nuestros funcionarios para mentalizarlos. Hay que concientizar a nuestra gente, porque no está preparada para tratar con ludópatas. Es que ellos cobran porcentaje sobre la ganancia (de las salas) y si vos llegás con estos folletos a nuestros funcionarios, sin charlas previas, ¡los esconden y no se lo entregan al posible paciente! ¡Es real! Entonces, lo que tenemos que hacer es generar conciencia de que tratamos con una enfermedad y que tenemos que ayudar", concluye el asesor.
Continuar. Jorge era taxista. Robó 17 recaudaciones para reventárselas en la timba. Por el juego, perdió dos familias en tres años. Luego de las invariables malas noches, rezaba porque un camión lo pasara por arriba. Omar pedía por no ver el amanecer. Matías supo de raids de 16 horas que iban del Parque Hotel a Atlántida, y de ahí a Piriápolis o Punta del Este. Su esposa, que ya había tenido que soportar que apostara el dinero destinado al ajuar un mes antes de casarse, le pidió el divorcio. Recuerda su última vez en el casino, 2 de abril de 1994, porque esa noche enfiló con el auto hacia la rambla con el propósito de terminar con todo; el paso de un camión de residuos lo obligó a frenar y le dio el instante de luz necesario para darse otra chance.
Hoy ninguno se dice recuperado, pero cuentan con orgullo sus años y meses de abstinencia, la recuperación de sus afectos y la cancelación de sus deudas. Consideran fundamental el apoyo de sus "hermanos" de "comunidad". Pero saben que no la tienen fácil. Todos conocen a un hermano que recayó, a otro que jamás volvió y hasta a alguno que ya no podrá volver. "Nosotros buscamos llevar un mensaje de que es posible parar de jugar, aunque no curarse. Pero el promedio de personas que sigue en la comunidad una vez que entra y conoce el camino es de entre un 4% y un 5%", dice Jorge, que no volvió a jugar desde fines de 2003.
Los grupos de autoayuda -los de los 12 pasos, las veinte preguntas, el apoyarse entre pares, el ponerse en manos de "un poder superior" para combatir la adicción- se basan en que cada hermano cuenta al menos con un "espejo", que padece su mismo problema, en quien reflejarse y a quien acudir en caso de flaquezas. En el centro del Clínicas, el coordinador es un psiquiatra. Como tal puede elegir la terapia más adecuada según el caso -grupal, psicoanalítica, cognitivo-conductual- o prescribir medicación -antidepresivos, ansiolíticos- para compensar al paciente (ya no es un "hermano") si hace falta. De acuerdo con Coll, en países donde hay una red "seria" de tratamiento de esta patología y un programa de juego responsable como el que se quiere imponer, los porcentajes de recuperación pueden llegar hasta un 60% o 70% después de meses o años. Un mundo y el otro, los grupos de autoayuda y la medicina, no tiene porqué excluirse. Sin embargo, existe cierto recelo (ver nota aparte).
El programa del Clínicas incluye un grupo de familiares de los ludópatas, que se reúne una vez al mes. "Hay adictos que parece que no sufren su problema. En cambio, a sus parientes sí les importa que no se destruya el vínculo. Nosotros tratamos de reforzar ese vínculo, informar y averiguar, hablar de la gravedad del problema. Trabajamos para que sean un canal para la recuperación de sus seres queridos", afirma Coll.
Entre los grupos de autoayuda, también están los de familiares de jugadores. Lola (64) asiste a uno de ellos. Su hijo, hoy miembro de JJAA, casi provoca la quiebra del negocio familiar. Ella se define como co-adicta. "Nosotros nos enfermamos más todavía. Porque el jugador descarga adrenalina. En el casino le dan todo: aire acondicionado, una silla cómoda, un lugar limpio, bebidas, refrescos, cajero automático. Pero yo, mientras tanto, que sé que mi hijo está jugando, ¿cómo me puedo sentir como madre?" Hoy el vínculo está repuesto, pero siempre hay un pero. "Podré tener fe, podré tener todo el amor del mundo, pero confianza en mi hijo no voy a poder tener más".
Esta iniciativa puede ser el puntapie inicial para otra "timba" favorita de los uruguayos: discrepar. Estarán quienes piensen que el hecho que este organismo, que vive de los apostadores, se dedique a contener a los compulsivos parece más una vieja "cola de paja" que una moderna acción de Responsabilidad Social Empresaria. Estarán quienes aplaudan que, aunque en pañales, por fin el Estado promueva una iniciativa similar. Cara o cruz; pares o nones.

Del espejo y la ayuda mutua a la terapia y bucear en el problema
En Uruguay funcionan siete grupos de JJAA, cuatro de ellos en Montevideo, a los que asisten entre 100 y 120 personas. Los asistentes consultados coinciden en que la comunidad no tiene una opinión formada sobre el proyecto estatal; pero personalmente, admitieron tener reparos.
"Todo lo que sirva para ayudar está bien", señala Omar. "Pero ninguno de nosotros va a encontrar un espejo en un psicólogo o un psiquiatra. Con un profesional se podrán escuchar sugerencias, pero se pierde el `toque` de compartir con alguien que sufrió, y sufre, el mismo problema en carne propia". Con matices, esta es una opinión que se repite en varios de sus hermanos.
A Oscar Coll, el psiquiatra encargado del proyecto del Clínicas, si bien no le interesa polemizar sostiene que la opción médica contempla ir al fondo del problema evitándose el "machaque". "No planteo que esta sea la mejor solución. Si al paciente le sirve más los grupos de autoayuda, perfecto. Si prefiere hacer algo terapéutico, ir a las raíces de lo que le pasa, mejor. En esos lugares se machaca constantemente, que esto lleva a la locura, a la muerte, a la miseria, adicción, adicción, adicción. Nosotros damos por sobreentendido que el individuo ya está suficientemente machacado. Entonces preferimos escuchar, elegir la terapia más adecuada para cada caso, medicar si hace falta y analizar qué es lo que determina el juego patológico".

Las cifras
32 Casinos y salas de entretenimiento bajo órbita estatal. Nueve son de explotación conjunta con privados.
156,5 Recaudación de juego bruta, en millones de dólares, en estos lugares durante el ejercicio 2009.
11,4% Aumento de las apuestas en estas salas en 2009 respecto a 2008. Se jugó más de US$ 2.040 millones.

Detectar adictos
Características. La nueva folletería de la Dirección General de Casinos apela al DSM IV para señalar las características de un ludópata: "Necesidad de jugar grandes cantidades de dinero para conseguir el grado de excitación deseado"; "Después de perder el dinero en el juego se vuelve otro día para intentar recuperarlo"; "Se engaña a los miembros de la familia u otras personas para ocultar el grado de implicación con el juego"; "Se cometen actos ilegales como falsificación, fraude, robo o abuso de confianza para financiar el juego"; "Se pierden relaciones interpersonales significativas, oportunidades laborales, educativas o profesionales debido al juego".
Preguntas. A cada persona que se acerca a JJAA se le formulan unas 20 preguntas (ver en www.jugadoresanonimos.org/preguntas.htm). Se sostiene que la mayoría de los jugadores compulsivos responderá afirmativamente al menos a siete de ellas. La premisa de estos grupos es que la enfermedad se puede controlar pero no curar.
Cuestionario. A quienes se contactan con el centro de ayuda del Clínicas también se les hace un cuestionario, basado en el DSM III (el SOGS) y el DSM IV (el NODS). De las 50 personas contactadas y entrevistadas surgieron las 30 que hoy están en los grupos.

Aspectos dignos de "revisión"
Los miembros de JJAA tienen claro que, al menos para ellos, la felicidad no está en un slot. Sin embargo, no se manifiestan en contra de publicidades que vinculen al juego con el éxito y la diversión, por más que es evidente que no les hace la menor gracia. "Si yo soy libre, el resto del mundo también lo tiene que ser", afirma Omar. "Ahora, la idea de que en un casino voy a ser libre y feliz... uno entra para tirar cien pesos y podría termina atado a los prestamistas".
En marzo de 2009, cuando el proyecto del Clínicas comenzó a hacerse público, el psiquiatra Fredy Da Silva cuestionó "la publicidad engañosa, que asocia al juego con el éxito y el estatus". Oscar Coll, coordinador médico del programa, opina que estos comerciales -en particular uno con formato de music hall- deberían ser más "cautos": "Es cierto que de 100 personas, dos serán adictos, diez serán `problemáticos` y la gran mayoría va a jugar y a divertirse. Pero solo muestran una cara muy idílica".
Sobre este tema, Luis Gama puntualiza que en el sistema mixto son los socios privados los que se encargan de la parte publicitaria y que el organismo "no gasta un peso" en promoción. Sin embargo, el logo de la empresa estatal -el mismo Estado que emprendió una fortísima cruzada contra el tabaquismo- aparece en todos los spots, lo que -reconoce- no los exime de responsabilidad. "Estas son cosas que tenemos que empezar a revisar, está clarísimo". El asesor se excusa de decir los alcances de esa "revisión". Gama afirma que otro tema que se está analizando es el retiro de los cajeros automáticos de las salas de juego.
avatar
J.G.M.
Cooperante

Masculino
Edad Edad : 58
Desde Desde : JEREZ DE LA FRONTERA
Inscripción Inscripción : 28/04/2009
Mensajes Mensajes : 9745
Puntos Puntos : 10676

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.